José María Burgos: “Los trabajadores del campo no pueden permitir más ataques”

El senador socialista ha pedido que la Confederación Hidrográfica del Duero permita aprovechar agua subterránea tras prohibirlo el nuevo Plan Hidrológico, ya que las extracciones son imprescindibles para crear nuevas industrias agroalimentarias, agrarias y ganaderas, así como para usos domésticos.

José María Burgos ha solicitado a la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) que cambie su postura y permita aprovechar agua subterránea, tras prohibirlo la entrada en vigor del nuevo Plan Hidrológico, asegurando que "se están denegando las nuevas autorizaciones en los aprovechamientos de menos de 7.000 metros cúbicos al año contemplados por la Ley de Aguas".

 

“De esta forma, en gran parte de la comunidad se ha paralizado el desarrollo económico del mundo rural. Las extracciones subterráneas para su aprovechamiento posterior en distintas actividades tienen un consumo de agua irrelevante respecto de las concesiones existentes pero son claves en el desarrollo de mundo rural. Son imprescindibles para la creación de nuevas industrias en general y en particular agroalimentarias, agrarias y ganaderas, así como para usos domésticos”, apuntó.

 

“Con la prohibición se verá afectada casi la totalidad de la provincia de Valladolid y gran parte de las provincias limítrofes. A pesar del grave perjuicio para la actividad económica, el volumen total de agua consumido por estos aprovechamientos supone un porcentaje muy reducido del volumen total otorgado por Confederación en las concesiones existentes", destacó, y por ello, señaló Burgos, "se debe tenerse en cuenta además que de las concesiones otorgadas se está extrayendo un volumen que se estima no alcanza el 50 por ciento del autorizado, con lo que existe un amplio margen para permitir los referidos aprovechamientos subterráneos de menor consumo”.