José Luis Rivas jura como alcalde de Ávila y gobernará en minoría tras la abstención de Ciudadanos

Miguel Ángel García Nieto entrega el bastón de mando a José Luis Rivas, como nuevo alcalde. / Fotos: Antonio S. Sánchez

El exsubdelegado del Gobierno en Ávila, el popular José Luis Rivas, ha sido elegido este sábado alcalde de la capital abulense gracias a la abstención de Ciudadanos, donde gobernará en minoría al contar con nueve de los 25 miembros de la Corporación municipal, que estará compuesta por seis partidos: PP (9), Ciudadanos (5), PSOE (4), Trato Ciudadano (3), IU (3) y UPyD (1).

El ya nuevo alcalde de Ávila, el popular José Luis Rivas, de 65 años de edad, ha obtenido los nueve votos del PP, mientras que los cinco concejales de Ciudadanos se han abstenido, al igual que el edil de UPyD, ya que el resto han votado a sus respectos candidatos, con cuatro ediles el PSOE, a Yolanda Vázquez, tres Trato Ciudadano, a Alba Moreno, y otros tres IU, que han emitido su voto a favor de Montserrat Barcenilla.

 

El acto de investidura se ha iniciado con la jura de todos los nuevos concejales, que han dado paso posteriormente a la votación y el recuento final de votos de los 25 que han hecho oficial lo que ya se sabía desde hace unos días, que José Luis Rivas será el alcalde de Ávila durante los próximos cuatro años, que serán complicados debido a que los populares tendrán que gobernar en minoría tras 24 años de mayorías absolutas del PP en la capital abulense.

 

Rivas ha recibido el bastón de mando de su predecesor, Miguel Ángel García Nieto, que ocupaba el sillón municipal desde el año 2002, y en su discurso, posterior a su jura como regidor municipal, ha asegurado que trabajará "para todos los abulenses" y ha mostrado su deseo de gobernar con "moderación, transparencia y honestidad", y ha dicho que quiere afrontar la nueva etapa con "experiencia, estabilidad y sensatez".

 

El nuevo alcalde de Ávila, que ha sido profesor de Educación Física y director provincial de Educación en Ávila, ha dicho que afronta "una nueva etapa" de su vida, dedicada al "servicio público", y ha tendido la mano a la colaboración del resto de formaciones por "el bien de la ciudad".

 

Antes de la elección de Rivas, durante los últimos días hubo reuniones a cinco bandas entre todas las fuerzas salvo el PP, que intentaron sin éxito lograr un acuerdo alternativo, ya que Ciudadanos se desmarcó, siendo ellos precisamente lo que le han otorgado la alcaldía con su abstención, según aseguraron "en pro de la estabilidad".