JosĂŠ MarĂ­a Burgos denuncia el trato ofrecido por las entidades de crĂŠdito a los ciudadanos del entorno rural

El senador del PSOE por Ávila realizó estas declaraciones durante su comparecencia en la Cåmara Alta de la Defensora del Pueblo

El senador socialista por Ávila, Jose Maria Burgos, aprovechó la comparecencia en la Cámara Alta de la Defensora del Pueblo, María Luisa Cava de Llano, para reconocer la labor desarrollada por esta “institución tan necesaria” y se mostró partidario de su renovación, con el debido consenso parlamentario.

Durante su intervención, Burgos denunció el trato ofrecido por las entidades de crédito a los ciudadanos del entorno rural y, concretamente, de la provincia de Ávila, lo que ha provocado un creciente descontento entre la población. El parlamentario del PSOE aseguró que los ciudadanos que residen en el medio rural están sufriendo de una forma directa las consecuencias de la reforma del sistema financiero en su relación con las instituciones de ahorro. “Éstas, apuntó, han perdido el arraigo que tenían en sus territorios de origen, lo que ha provocado un deterioro en la relación entre los clientes y los empleados de las instituciones financieras”.

A juicio del senador abulense, los bancos dejan de lado el interĂŠs social para volcarse en cuestiones macroeconĂłmicas. De esta forma, los ciudadanos no son informados adecuadamente, no ven protegidos sus derechos y, en ocasiones, padecen prĂĄcticas abusivas en relaciĂłn con sus hipotecas u otros productos. En definitiva, la atenciĂłn personalizada y la confianza mutua han dado paso a un cumplido frĂ­o y distante al que los pequeĂąos municipios no terminan de acostumbrarse.

JosĂŠ MarĂ­a Burgos subrayĂł que esta situaciĂłn agrava las desigualdades del medio rural con respecto al urbano y puede derivar en un aumento de la despoblaciĂłn ante el dĂŠficit de servicios y, por tanto, ante el descenso del nivel de calidad de vida de los pueblos.

Por todo ello, el Grupo Socialista ha solicitado al Defensor del Pueblo que tramite con la debida diligencia las quejas que llegan en relaciĂłn con las entidades de ahorro y que valore la posibilidad de actuar de oficio y ha pedido, ademĂĄs, que llame la atenciĂłn sobre este problema tanto a las propias entidades de ahorro como a las administraciones competentes.

José María Burgos resaltó que la reforma financiera aprobada por el Gobierno se llevará a cinco o seis entidades financieras en todo el país, lo que provocará el cierre de oficinas y el deterioro del nivel de vida de los pueblos. Burgos afirmó que “una vez más las Comunidades Autónomas y las Diputaciones van a lo suyo y poco les importa, o eso parece, que las entidades de crédito hagan de su capa un sayo”.

Por último, el senador del PSOE reclama a los bancos y cajas con beneficios que “pongan algo de su parte para que las familias no se sientan tan desamparadas en relación con sus ahorros y sus transacciones” y apuesta, en definitiva, por mejorar las relaciones entre los ciudadanos y la administración.