Jonathan Castroviejo, a tres segundos del podio en el Mundial de contrarreloj

Jonathan Castroviejo, cuarto en la Crono individual de Richmond

El ciclista español Jonathan Castroviejo acarició el podio del Mundial de Richmond (Estados Unidos), que se celebra hasta este domingo, tras quedarse a tres segundos del podio en la prueba de contrarreloj, que se adjudicó el bielorruso Vasil Kiryenka.

El corredor vizcaíno, que no llegaba a la cita en su mejor momento, estuvo muy cerca de tocar la medalla. Sólo tres segundos le separaron del bronce del francés Jerome Coppel y a 29 del vencedor, el bielorruso Vasil Kiryenka, que lograba una merecida recompensa a su trayectoria con este oro.

El bielorruso, que totalizó 1:02:29, sí estaba en todos las quinielas, pero no para colgarse el metal más preciado. Tony Martin, el gran favorito, acusó falta de competición tras su lesión y jamás estuvo en la pelea, para terminar séptimo, a 1:16; mientras que Rohan Dennis, otro de los candidatos, sufrió un pinchazo en un tramo clave de la prueba.

Por su parte, otro de los corredores que estaba en los pronósticos era el holandés Tom Dumoulin, que pagó los esfuerzos de la Vuelta y terminó quinto. Kiryenka --sin embargo-- no falló y desde el principio marcó los mejores registros.

Por detrás, tanto Adriano Malori como Coppel --que había avisado de sus intenciones de ir a tope en este Mundial-- fueron de menos a más. Y por detrás, Castroviejo, muy regular --quinto en los dos primeros parciales y cuarto en el último y en meta-- se metió en esa pelea inesperada.

Lo más importante para la delegación española, al margen del agrio cuarto puesto, es la obtención de una plaza más para los Juegos de Río, por lo que España ya tiene su segundo billete olímpico para la prueba de contrarreloj.

Por su parte, Luis León Sánchez no estuvo tan inspirado y finalizó en el vigésimo sexto lugar. El murcino no se sintió cómodo para ir a menos y terminar absolutamente roto, a 2 minutos y 45 segundos del vencedor de la crono.