Joaquín Antonio Pino: "el campo de Ávila está pidiendo a gritos un cambio y otra forma de hacer las cosas"

Joaquín Antonio Pino, Presidente ASAJA Ávila y candidato de la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ávila a las elecciones agrarias
A dos días de las elecciones agrarias, que tendrán lugar el próximo domingo, día 2, Tribuna Ávila ha hablado con el candidato por Ávila de la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA), Joaquín Antonio Pino. Juntos hemos hecho un repaso a los problemas del sector que han centrado su campaña y a los acontecimientos sucedidos en los últimos días.
A dos días de las elecciones agrarias, que tendrán lugar el próximo domingo, día 2, Tribuna Ávila ha hablado con el candidato por Ávila de la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA), Joaquín Antonio Pino. Juntos hemos hecho un repaso a los problemas del sector que han centrado su campaña y a los acontecimientos sucedidos en los últimos días.

- ¿Cuál es el planteamiento de ASAJA para la defensa del agricultor profesional?

 Lo primero es que los ganaderos y agricultores profesionales podamos vivir de nuestro trabajo. Ahora muchos subsectores, sobre todo ganaderos, viven un drama y es que cuanto más trabajan más se arruinan. En ASAJA reclamamos, en primer lugar, que el sector, que es estratégico, sea considerado como tal, además de lograr precios rentables y dignos para nuestros productos. Hoy en día nos imponen el precio de lo que necesitamos para producir y no decidimos el precio al que vendemos. Esta situación, unido al incremento de los costes de producción, está situando a muchos subsectores agroganaderos en el precipicio. ASAJA aboga por la unión para conseguir no estar sometidos a lo que dicten intermediarios y distribución. Además, exigimos una Política Agrícola Común (PAC) que dé respuesta a las peculiaridades de la provincia, con presupuesto suficiente, y acciones concretas que pongan fin al abuso de la industria sobre los ganaderos de vacuno de leche. No toleraremos, como ha ocurrido en anteriores ‘chequeos’ de la PAC con el beneplácito de UPA-COAG y UCCL, que a los profesionales del campo nos modulen la renta para destinarlo a desarrollo rural.

- ¿Cómo pretende defender y conseguir unos precios dignos para los agricultores y ganaderos?

Empezando por fomentar la unión del sector y de los ganaderos y agricultores a través de cooperativas, además de exigiendo a todas las Administraciones y la industria, sentándonos a negociar con ellos y denunciando sus abusos en la calle o a través de los medios de comunicación. En ASAJA buscamos soluciones reales a los problemas de los distintos subsectores agroganaderos. Tenemos una organización fuerte y unida, con presencia en toda España, interlocución fluida con todas las administraciones, sean del color que sean, oficinas y técnicos en nuestra delegación permanente de Bruselas, encargados de trasladar todas las cuestiones relacionadas con el sector. Haremos todo lo que sea necesario para defender y poner en valor nuestro trabajo como agricultores y ganaderos. Exigimos al Gobierno que cumpla y ponga en marcha ya la Ley de la Cadena Alimentaria, para dotar de transparencia a la cadena de valor y finalmente mejorar el precio que recibimos por nuestros productos.

- La Alianza UPA-COAG ha presentado esta mañana una denuncia por presunto delito electoral en Ávila en relación al voto por correo ¿Cuál es tu opinión al respecto?

Al igual que está haciendo UCCL, únicamente pretenden sacar rédito electoral a costa de los votantes. Es indigno lo que están haciendo en connivencia ambas organizaciones. Que quede claro: ni hemos cometido irregularidades ni coaccionamos a nadie para que nos vote. Únicamente tramitamos el voto por correo a quienes lo querían ejercer y no hubieran podido hacerlo el día 2, al igual que realizamos cientos de trámites durante el año para ayudar a los ganaderos y agricultores, en un proceso absolutamente legal y transparente. En ASAJA somos gente seria y ni se nos pasa por la cabeza cometer las irregularidades de las que nos están acusando. Hace días que la Junta Electoral Regional, que es quien vela por la legalidad del proceso, comunicó que el proceso es legal, pero tanto UPA como UCCL siguen intentando ensombrecer y enturbiar el proceso electoral. Es lamentable.

- ¿Consideras, como pedía Donaciano Dujo, que hay que hacer caso omiso a las acusaciones vertidas por los otros sindicatos agrarios y “cargarse de paciencia”, o que hay que dar respuesta a las mismas?

En ASAJA creemos que una campaña electoral debe servir para hablar de campo, de los problemas que tenemos los agricultores y ganaderos, que son muchos, y de las ideas y soluciones que planteamos cada organización. Esa es la premisa de la que partía ASAJA: la campaña electoral debe servir para debatir sobre el modelo de agricultura y ganadería. Lamentablemente, la única organización que ha explicado en qué consiste su modelo de agricultura es ASAJA.
ASAJA defiende la figura del agricultor profesional a título principal, un modelo que nos defiende como ganaderos y agricultores, empresarios autónomos, que somos. El resto de organizaciones se ha dedicado a desarrollar una estrategia de “acoso y derribo” contra nosotros, incluso llegando a las descalificaciones personales y el envío masivo de cartas anónimas metiéndose impunemente con nosotros con multitud de falsedades y calumnias, simplemente porque somos la organización mayoritaria en Castilla y León y el enemigo a batir. Desde luego que los ganaderos y agricultores de la Región y de Ávila merecen mucho más que dirigentes agrarios de tan bajo nivel, más interesados en conseguir un puñado de votos a costa de lo que sea que de luchar por el sector.

- ¿Cuál es vuestro plan estratégico para defender a los jóvenes agricultores y sobre todo a quienes ahora lo están pasando peor que son los ganaderos de leche de vacuno y de ovino y caprino?

La mejora de la calidad de vida pasa por conseguir mejorar los precios que reciben por sus productos, que hoy en día se sitúan en los niveles de hace 20 años, frente al desmesurado incremento de los costes de producción. Exigimos a las Administraciones que no les dejen abandonados a su suerte, a merced del precio que les imponen las industrias lácteas. ASAJA apoyó la firma del contrato lácteo, cuando gobernaba el PSOE y ahora cuando gobierna el PP porque consideramos que es un instrumento que puede ser útil para dar estabilidad a los precios, mientras que el resto de organizaciones agrarias lo apoyaba cuando gobernaba el PSOE y ahora se ha desvinculado por vinculaciones políticas. Eso sí, no nos callamos con nadie y hemos denunciado el desprecio con el que las industrias lácteas están planteando la firma del contrato de suministro de leche con los ganaderos, proponiendo precios mínimos que son hasta seis céntimos inferiores a las ya ruinosas cotizaciones de mercado actuales.

- Respecto a las políticas de saneamiento ganadero, ¿cuál es vuestro planteamiento?

Nosotros exigimos, y estamos trabajando para que sea una realidad, la flexibilización de los programas de saneamiento ganadero en zonas de montaña, donde la fauna salvaje está cometiendo verdaderos estragos y acabando con numerosas explotaciones. También reiteramos la necesidad de modificar el sistema de saneamiento ganadero con el establecimiento de programas “a la carta” en zonas específicas para ganaderías de extensivo, unido a la necesidad de erradicar enfermedades salvajes y el control de las especies salvajes que son las transmisoras de enfermedades para la cabaña ganadera. No puede ser que nuestros ganaderos sigan sufriendo la pasividad de las Administraciones, políticas de saneamiento ganadero y también de gestión del lobo erróneas, que están suponiendo un goteo constante de cierre de explotaciones.

- Un último mensaje que lanzar al sector agrario y ganadero antes de las elecciones del domingo

Me gustaría trasladar que si los agricultores y ganaderos de la provincia quieren que se defiendan sus intereses y su voz se escuche, con gente honrada que trabaje de verdad por su futuro, entonces deben votar a ASAJA. El campo de Ávila está pidiendo a gritos un cambio y otra forma de hacer las cosas. Y ASAJA encarna en Ávila ese cambio. Nosotros no somos un sindicato agrario sino una asociación empresarial formada por empresarios del sector. Exponemos nuestro trabajo y nuestro dinero. Defendemos el interés general del sector y el resto de organizaciones el interés particular para seguir en el puesto y mantener su silloncito. Somos el cambio que los agricultores y ganaderos de la provincia demandan.