Jesús Caro demanda soluciones a los problemas de suministro eléctrico de Pajares de Adaja

El alcalde de Pajares de Adaja lamenta que los vecinos y empresas asentadas en el pueblo estén pagando por un servicio que no reciben en las condiciones contratadas, lo que ocasiona molestias y averías.

La denuncia realizada por el alcalde señala un problema que “tiene lugar durante todo el año y que se agudiza en invierno, ya que el aumento de consumo deja a la vista las deficiencias de la red de suministro eléctrico de la provincia de Ávila.

 

Para Jesús Caro “Pajares de Adaja es un claro ejemplo de estos cortes de luz. Con la llegada de lo más crudo del invierno, el consumo eléctrico de familias y establecimientos se incrementa, y con ello la presión sobre la red de distribución eléctrica de la localidad. Una presión que en diversas zonas la red no es capaz de soportar, bien por la falta de capacidad de unas instalaciones obsoletas, bien por el mal estado de mantenimiento de las mismas. Las consecuencias: cortes de luz, molestias para los usuarios, averías en electrodomésticos y en el material de las empresas, y frío”.

 

“Los cortes eléctricos, su frecuencia, y su duración son de tal magnitud, que estamos en disposición de reclamar a la empresa soluciones a estas interrupciones en el suministro que venimos sufriendo desde hace tiempo. Cortes que afectan a ciudadanos y comercios, y que en una zona especialmente fría como la comarca de La Moraña, resultan especialmente problemáticos, y sobre todo, molestos”.


 
El alcalde de Pajares de Adaja señala que  “las causas de estos problemas están claras. La actual situación del suministro eléctrico no es más que la consecuencia de la política de ahorro que las industrias llevan aplicando varios años para reducir a lo mínimo reglamentario la inversión en mantenimiento”.

 

“Es urgente que se tomen las medidas necesarias que garanticen el suministro de calidad que la legislación establece, más aún, considerando los abusos precios que actualmente tiene la energía y la necesidad que la misma supone en estos tiempos de fríos extremos”, dice Jesús Caro.