Jesús Caro alerta del riesgo de la producción olivarera como consecuencia de la nueva PAC

Jesús Caro.

El secretario de Agricultura y Ganadería del PSCyL recuerda que Ávila concentra cerca del 80% de la producción de aceite de la región. 

Jesús Caro ha definido la situación actual del sector agrícola y ganadero como “crítico como consecuencia de los ataques a los que se está viendo sometido en los últimos años, así como a la ausencia de políticas que defiendan los intereses de un sector estratégico para nuestra región, tanto desde el punto de vista económico como poblacional”.

 

El secretario de Agricultura y Ganadería del PSCyL, tras denunciar la situación del sector lácteo, entre otros, alerta ahora del riesgo que sufre la producción olivarera de Castilla y León. “En 2014 el Ministerio decidió de manera injusta expulsar a los olivareros de los pagos acoplados de la PAC, lo que ha supuesto un grave perjuicio para las explotaciones familiares y profesionales dedicadas a este cultivo, a pesar de que el olivar tradicional cumple los requisitos para estar dentro de las ayudas asociadas a la producción. Sin ayudas, este olivar no puede competir con el olivar superintensivo de otras zonas de España. Tampoco con las producciones de países terceros en los que la mano de obra se paga a mitad de precio de lo que se paga en España y menos con el olivar italiano (principal competidor europeo) que sí ha establecido una ayuda acoplada para este sector”.

 

Jesús Caro ha recordado que Ávila acoge cerca del 80% de la producción de aceite de oliva en la comunidad, que se concentra, fundamentalmente, en el Valle del Tiétar y la Sierra de Gredos y ha apostado por la modulación de las ayudas (ayudas a las primeras hectáreas) para favorecer a las explotaciones familiares y profesionales, y que se establezca un techo de ayudas en la PAC.

 

Hay margen para dar esta ayuda, ya que España sólo ha destinado el 12,08% del presupuesto a las ayudas acopladas, cuando Bruselas admite hasta el 15%”, ha indicado Caro