Jesús Caldera asegura que la reforma laboral del PP favorece el desempleo

En la clausura de la jornada sobre la reforma laboral, ha remarcado que "las reformas impuestas no han funcionado"

El portavoz del PSOE en la Comisión de Empleo del Congreso de los Diputados, el bejarano Jesús Caldera, ha manifestado que con la reforma laboral "impuesta" por el Gobierno del PP "bajará el producto interior bruto y subirá el desempleo". "Si hay menos consumo habrá menos crecimiento y una franja de destrucción de empleo considerable", ha incidido.

En la clausura de la jornada sobre la reforma laboral, el dirigente socialista ha remarcado que "las reformas impuestas no han funcionado". "El país necesita medidas acordadas, las reformas que funcionan son las que se acuerdan, no las que se imponen", señala. En esta línea, ha insistido en que "la reforma la ha hecho el Gobierno y éste es el único responsable de las consecuencias en el futuro". "El Gobierno ha ninguneado a la patronal y a los sindicatos, no han atendido al acuerdo que los propios protagonistas habían establecido".

Asimismo, Caldera ha subrayado que la reforma laboral impuesta por el Gobierno del PP "es una medida radicalmente procíclica". Según el representante socialista, la reforma es "profundamente errónea", sus incentivos son erróneos. Y hay un tema que es muy grave, "la conflictividad que puede generar". "Tiene que haber flexibilidad interna". En toda medida, "el ajuste debe ser equitativo y equilibrado y aquí no lo hay", apunta el diputado nacional.

"Se va a destruir más empleo, se dice que en este año va a aumentar en más de 650.000 personas, aunque seguramente serán más", ha vaticinado.

Del mismo modo, Caldera ha señalado que "esta reforma ataca a los servicios públicos y, por tanto, a los funcionarios públicos que han optado a su plaza tras una prueba y que ahora pueden ser despedidos".

Por su parte, el candidato número al Parlamento andaluz, Mario Jiménez, ha asegurado que "no es asumible esta reforma laboral sin habérselo propuesto antes a la ciudadanía". Según el socialista andaluz, "se trata de una reinterpretación de la Constitución que está haciendo saltar las costuras de un consenso constitucional indispensable para el desarrollo de la sociedad española".

En este sentido, Jiménez ha remarcado que "no es una propuesta honesta ni legítima, pero, sin embargo, se está desplegando con un impacto que puede cambiar las reglas del juego que han funcionado con éxito en este país en estos 32 años". "La derecha quiere taparle la boca a la ciudadanía y condenar a los trabajadores a perder sus derechos", subraya.

Así, Jiménez afirma que "el Partido Popular tiene que saber en Democracia que un gobierno que hace oídos sordos a la ciudadanía, es un gobierno fracasado". Por eso, Jiménez insiste en que "el Gobierno tiene que sentarse a negociar con los sindicatos para evitar una reforma laboral ineficaz e injusta, sin diálogo social".

"NO A ARENAS COMO INSPIRADOR DE LA REFORMA"

Además, Jiménez ha señalado que "el 25 de marzo los andaluces le vamos a decir no a Arenas como inspirador de esta reforma y vamos a decir no a este robo de derechos a los trabajadores votando al Partido Socialista, que es una garantía en la defensa de los ciudadanos ante los ataques de la derecha".

Por último, la secretaria de Economía del PSOE de Andalucía, y moderadora de unas de las mesas de debate que se han celebrado en el transcurso de las jornadas, María José Rodríguez, ha tachado la reforma laboral de "injusta, ineficaz e insuficiente".