Jesús Bárcenas: "El cuaderno no existe y esa letra no es mía"

Asegura que la cuenta en Suiza la abrió en 1988 y que se trata de una cartera de valores que ha generado plusvalías gracias a sus negocios

 

El extesorero y exsenador del PP Luis Bárcenas ha asegurado que este partido no ha tenido ninguna contabilidad B y ha negado que la letra de los documentos publicados en la prensa que señalaban al pago de sobresueldos sea suya. Además, ha dicho que está dispuesto a someterse a cualquier prueba caligráfica para demostrar su falsedad.  

 

"El cuaderno ni existe ni ha existido y esa letra no es mía", ha indicado Luis Bárcenas en unas entrevista telefónica, recogida por Europa Press, grabada y emitida este lunes por la noche en 13TV. "Miedo no tengo ninguno", ha comentado a pesar de reconocer que tiene "tres frentes abiertos", en referencia a sus cuentas fuera de España, el 'caso Gürtel y el asunto de la falsa contabilidad en el PP.

 

"No tengo absolutamente ninguna preocupación, todo lo que he hecho lo volvería a hacer de nuevo", ha aseverado. Según Bárcenas, "existe una operación de acoso y derribo contra el PP y especialmente contra el presidente del Gobierno por parte de los que no saben llegar al poder sin conspirar".

 

Al ser preguntado si pensaba querellarse por estas informaciones que apuntan a una posible financiación irregular del PP, Bárcenas ha respondido que esa decisión no la toma él sino que es el gabinete jurídico del partido el que está estudiando las acciones de defensa en su honor para frenar cualquier "tropelía" contra él u otros dirigentes del partido.

 

En este sentido, también ha respaldado que el PP haya anunciado que hará un ejercicio de transparencia. "Me alegro muchísimo que el partido haya puesto las auditorías internas y, para mí las más importantes, las externas", ha señalado.  

 

El extesorero del PP se ha referido a las ayudas económicas que hizo el PP a dirigentes como el presidente del Senado, Pío García-Escudero. Tras volver a negar cualquier ilegalidad, ha dicho que "alguna persona que ha tenido acceso a la contabilidad del partido ha estado colaborando con este montaje".  

 

Bárcenas ha añadido que "no tiene la menor idea" de quién está detrás del "montaje". También ha señalado que "nunca" ha tenido ninguna relación con donantes del PP, fueran o no anónimos, ya que, según ha dicho, sólo estuvo al frente de la tesorería durante un año y el resto del tiempo tuvo un trabajo de "carácter administrativo".

 

El exdirigente del PP se ha referido a los sobresueldos en concepto de complementos que pudieron haberse pagado a cargos del partido. "Los únicos complementos se hicieron oficialmente y siempre por transferencia o por talón, en este último caso con la firma de la persona que recibía dicho talón", ha explicado.

 

Según Bárcenas, esto imposibilita que existiera una caja B. "No tiene ningún sentido lo publicado", ha insistido antes de subrayar que el PP siempre tuvo "remanente suficiente". "¿Qué sentido tiene pagarles en una contabilidad B?", se ha preguntado.

 

"Ni Rajoy ni ningún dirigente del partido o empleado del partido ha cobrado nada en dinero B", ha repetido. En este punto, ha defendido el trabajo del que fuera también tesorero del PP, Álvaro Lapuerta, "una persona honorabilísima" que actuó con "exquisitez". "En cada momento que una persona hacía un donativo quería tener al gerente del partido delante", ha apostillado.

 

22 MILLONES

 

En otro momento de la entrevista grabada por teléfono, Bárcenas se ha referido a la cuenta que tenía en Suiza con 22 millones de euros. "Es una cartera de valores en la que se han reinvertido beneficios y se han generado plusvalías". En este sentido, ha añadido que se trata de cuenta suya, abierta en 1988, con dinero "ganado honradamente" y que el PP "no tiene nada que ver".

 

El extesorero ha comentado que esos ingresos los justificará en sede judicial y que en 2007 --"no porque yo sea un genio", ha dicho-- llegó a ganar seis millones de euros gracias a unos negocios privados que no tenían, según él, "ninguna incompatibilidad" con su cargo como dirigente del PP.

 

Bárcenas ha comentado que la "regularización" del dinero que tenía en Suiza la hizo "a mediados de septiembre" de 2012. "No he cumplido con las obligaciones fiscales como buen contribuyente", ha reconocido, aunque acto seguido ha añadido que "no completamente" ya que sí pagó en España las retenciones sobre los dividendos de sus negocios.

 

Finalmente, ha negado que esté detrás de cualquier chantaje al Gobierno o a la dirección del PP. "Es de locos y yo, afortunadamente, la cabeza la mantengo en su sitio a pesar de que hay personas que quisieran que perdiera el juicio, el judicial y el mental, pero estoy convencido de que voy a ganar los dos", ha concluido.