Jesé le da una nueva vida al Madrid de Ancelotti

El Madrid no tuvo intensidad ni le imprimió velocidad al balón para superar a un Valencia que a priori no lo quería para nada y cuando la necesitó no supo encontrarla.

 

FICHA TÉCNICA

  

VALENCIA: Guaita; Joao Pereira, Víctor Ruiz, Mathieu, Bernat; Oriol Romeu, Parejo (Banega, min.84); Feghouli, Fede (Canales, min.62), Piatti (Guardado, min.80); Jonas.

  

REAL MADRID: Diego López; Arbeloa (Carvajal, min.80), Sergio Ramos, Nacho, Marcelo; Xabi Alonso, Modric; Di María (Illarramendi, min.86), Isco (Jesé, min.73), Cristiano; Benzema.

 

GOLES:

 

   0-1, min.28, Di María.

   1-1, min.34, Piatti.

   1-2, min.40, Ronaldo.

   2-2, min.62, Mathieu.

   2-3, min.82, Jesé.

 

ÁRBITRO: Teixeira Vitienes, Fernando (C. Cantabria). Amonestó a Piatti (min.55) y Mathieu (min.58) por parte del Valencia. Y a Nacho (min.41) y Arbeloa (min.64) por parte del Real Madrid.

 

ESTADIO: Mestalla.

El Real Madrid ha sacado una ajustada victoria (2-3) de su visita a Mestalla este domingo perteneciente a la decimoséptima jornada de la Liga BBVA, donde el conjunto blanco pudo despedir el año con buen saber de boca gracias al tanto final de Jesé en los últimos minutos, el cual echó por tierra el ejercicio de fe de un Valencia alimentado por el discreto partido de los de Ancelotti.

 

  

El Madrid no tuvo intensidad ni le imprimió velocidad al balón para superar a un Valencia que a priori no lo quería para nada y cuando la necesitó no supo encontrarla. La calidad y pegada blanca parecía suficiente para superar al conjunto 'che', pero los locales alimentaron su fe e incluso Mestalla olvidó los pitos y los pañuelos.    El canario Jesé, recién salido al campo, terminó siendo el artífice de una victoria que vuelve a poner a los madridistas en la senda ganadora, después del pasado empate en El Sadar.

  

El Valencia esperaba, el Madrid no tenía prisa y sobre todo se aseguraba de no regalar nada a los locales, deseosos de pescar desprevenido a los de Ancelotti. El Valencia apenas funcionó en la primera mitad, pero supo reaccionar al gol de Di María. El argentino hizo de Ronaldo, desacertado, y se deslizó entre Bernat y Piatti para después sacarse un gran zurdazo. La parsimonia del Madrid hasta el momento le costó también la ventaja a los pocos minutos. Con los mismos protagonistas casi. Bernat se desquitó y se marcó una gran jugada para ponerle el centro medido a Piatti (1-1).

  

Un rival en horas bajas engañó al Madrid, que venía dispuesto a sacar un triunfo mucho más cómodo. Los de Nico Estévez, en pleno cambio de entrenador, con las noticias de su posible venta y solo dos victorias en los últimos nueve partidos ligueros, no llegaban al duelo como el temible equipo de otros años. Sin embargo, con el paso de los minutos y la falta de agresividad por parte del Madrid, los valencianos creyeron en sus posibilidades.

  

Y lo hicieron a pesar de que Ronaldo, en la tercera que tuvo, hizo su gol, rematando de cabeza un falta de Di María. El efecto del tanto, que pudo estar con el portugués adelantado a la defensa, se esfumó con el descanso y el Madrid no terminó de subir una marcha más. El Valencia no lo acusó y buscó el punto de inflexión que supondría una victoria de prestigio. Los de Ancelotti no acertaban a dar dos pases seguidos y Mestalla comenzaba a empujar como si el río corriera a favor.

  

Aún así, el quiero y no puedo que es el Valencia se hizo notar, las ocasiones no terminaban de ser claras. Tuvo que ser en un córner donde llegase el tanto local. Mathieu le ganó la partida a Ramos, como hizo Piatti en el primero, y desató la euforia valencianista (2-2). El Madrid, que se había tirado una hora dejando a un lado la creación, se encontró con la necesidad de hacerlo de repente y con todo en contra. Lógicamente no pudo ser, pero los ases del Valencia parecían ya gastados y los del Madrid son varios.

  

Ancelotti movió banquillo y el resultado fue bueno. La entrada de Carvajal dio profundidad y la de Jesé, también. Por esa banda derecha y con la participación de un Modric que, en la recuperación, fue de lo mejor de los blancos, llegó el tanto de Jesé. El Real Madrid se apuntaba a las victorias sufridas, como Atlético y Barcelona, para despedir el año en tercera posición a cinco puntos de unos y otros. El Valencia se quedó cerca de cantar el 'gordo' pero los 'che' necesitan algo más que suerte de cara al 2014.