Izquierda Unida traslada a la Junta su preocupación por los numerosos incendios y pregunta por los medios disponibles

"Ante el inquietante inicio de la campaña contra incendios, y la ausencia de una política forestal preventiva durante los meses previos", la formación de izquierdas pretende recabar información sobre el número de cuadrillas, su ubicación o tiempo de contrato

Ante los numerosos incendios que está registrando la provincia de Ávila en este inicio de verano, Izquierda Unida ha registrado un escrito ante la Delegación de la Junta de Castilla y León con el que pretende recabar información sobre los medios reales que la administración regional ha dispuesto en la provincia abulense para enfrentarse al fuego.

 

“Hace unas semanas desde Izquierda Unida de Ávila advertíamos de que la Junta de Castilla y León, con su negligente política forestal, jugaba a la ruleta rusa con nuestros bosques y montes. Ahora la advertencia que lanzábamos se está haciendo realidad y ya ha tenido sus primeras consecuencias con los recientes incendios en Tornadizos, Navacepedilla o Sotillo de La Adrada” comenta José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida de Ávila, formación que ha querido traslada a la Junta de Castilla y León su preocupación ante el duro inicio de campaña contra incendios pero también su inquietud “ante el desconocimiento existente sobre las dotaciones tanto personales como materiales que en estos momentos operan en la provincia y que, viendo el escenario que se plantea, pueden ser netamente insuficientes”. 

 

Ante el interés que Izquierda Unida muestra hacia el medio ambiente, la importancia del sector forestal en Ávila y el alto riesgo ya demostrado en un verano con abundante vegetación y altas temperaturas, la formación de izquierdas ha solicitado a la administración regional “que nos sea facilitada, lo antes posible, toda la información relativa a las actuaciones que la Junta de Castilla y León, a través de su consejería, directa o indirectamente, está llevando a cabo actualmente en  la campaña de prevención de incendios”. Medidas y medios.

 

Izquierda Unida pregunta a través de un escrito tanto por las dotaciones materiales – autobombas, helicópteros, disponibilidad, periodos de trabajo, etc – como por las cuadrillas de tierra, su lugar de ocupación, el número de personas que las forman, su vinculación privada o pública, el tipo de contrato, el tiempo de trabajo previsto o las actuaciones asignadas. 

 

“Va a ser un verano muy duro y la Junta de Castilla y León era consciente de ello, lo que agrava mucho más la situación. Después de una primavera lluviosa las fuertes temperaturas han convertido nuestros campos y montes en un polvorín, y tenemos la sensación de que la administración regional lo ha obviado, jugando a una peligrosa ruleta rusa esperando que la suerte le sonría” señala José Alberto Novoa tras un 2013 en el que “de nuevo se ha rechazado apostar por una política preventiva, mucho más eficaz tanto a nivel económico como medioambiental, y ahora nos vemos abocados a temer por un verano especialmente intenso en cuanto a incendios se refiere”.