Izquierda Unida ‘suspende’ a la Junta en matemáticas

Para la formación de izquierdas las alegrías manifestadas por el consejero de Educación en el inicio del nuevo curso escolar, argumentando que habría una mayor disponibilidad de recursos económicos, están fuera de lugar

Las cifras hablan por sí solas”. De esta manera puntualiza Izquierda Unida de Ávila las alegrías manifestadas por el consejero de Educación, Juan José Mateos, en las que afirmaba que el nuevo curso sería mejor “porque hay más dinero”. Afirmaciones que se caen por sí solas, al menos en la provincia de Ávila, donde en los últimos tres años la inversión en Educación ha pasado de los 8.855.390 euros en 2011, a los 2.144.469 euros en 2012, y los 889.971 euros de 2013. Cifras con las que “el anuncio realizado por el consejero de Educación, Juan José Mateos de que va a aumentar 45 millones de euros para el mantenimiento de centros en toda Castilla y León es simplemente una tomadura de pelo” comenta José Alberto Novoa con las cifras presupuestarias presentadas en su momento por la propia Junta de Castilla y León.

 


Desde Izquierda Unida se mantiene una postura especialmente crítica ante los recortes que se están llevando a cabo. “Con la Educación no se debe jugar. El brutal recorte en inversiones en los últimos años en nuestra provincia, fruto de la política de ajuste del Partido Popular contra los más jóvenes, es palpable en la falta de recursos para el profesorado, la reducción de becas a los alumnos, o la falta de inversiones para dotar a los centros de instalaciones y recursos materiales suficientes” detalla el coordinador provincial de Izquierda Unida de Ávila. “No cabe sino decir que la Junta de Castilla y León está suspendiendo en matemáticas, porque los números no cuadran, y a juzgar por los recortes, es imposible que este curso que comienza pueda ser mejor que los anteriores. En lo que no suspende la Junta es en ideología, ésa que pretende imponer la derecha a través de los recortes económicos en Educación buscando deteriorar el sistema público educativo, vaciándolo de inversiones”.

 


Ante esta situación Izquierda Unida insistirá en el aumento de las inversiones y en la defensa de la educación pública y universal. “El curso escolar se prevé cargado de movilizaciones ante la reforma educativa y los recortes económicos e Izquierda Unida va a mantener su posición de apoyo a la Marea Verde y su implicación directa en la Plataforma por la Escuela Pública de Ávila”.