Izquierda Unida se reafirma en su convicción de que los políticos relacionados con la corrupción no pueden ni deben representar a Ávila

José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida, lamenta "la escasa autocrítica de los máximos representantes del partido de la Gürtel en Ávila".

"Con la cantidad de casos de corrupción que salpican al Partido Popular quienes deben no sólo pedir perdón sino abandonar sus cargos públicos y políticos son los dirigentes del Partido Popular, desde el mismo presidente del Gobierno al presidente del partido en Ávila y asumir con ello sus responsabilidades por acumular entre sus filas imputado tras imputado, a muchos de los cuales se les ha defendido públicamente como honorables inocentes”. Es la respuesta de José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida de Ávila, ante las declaraciones ofrecidas por Antolín Sanz en las que reclamaba las disculpas de la formación de izquierdas tras archivarse la causa de Ángel Acebes por la compra de acciones de Libertad Digital, si bien se mantiene la imputación por un delito de apropiación indebida por omisión dentro del ‘Caso Gürtel’.


“Izquierda Unida de Ávila se reafirma en la convicción de que aquellas personas relacionadas con la corrupción que salpica al PP ni pueden ni deben representar a Ávila, en ninguna institución, ni nacional ni provincial”, apunta José Alberto Novoa en un momento en el que Acebes mantiene su condición como vocal en la Comisión Ejecutiva del V Centenario de Santa Teresa. Todo ello en un escenario en el que la formación de izquierdas incluye a Sebastián González, Agustín González o Pablo Casado, “un cunero al que estamos viendo más por los presuntos negocios de Aznar con Gadaffi que por su labor por Ávila”.


En lo que se refiere al caso concreto de Ángel Acebes, recuerda el coordinador provincial de Izquierda Unida en Ávila que “la honorabilidad y verticalidad de la que tanto presumen los dirigentes abulenses del Partido Popular quedó en entredicho desde el momento en el que mintió descaradamente a los españoles durante la gestión como Ministro de Interior de los atentados del 11M”, recuerda José Alberto Novoa, que advierte que Acebes sigue estando inmerso como imputado, en el caso de “las cuentas B” del PP y en el caso Bankia.


“En conclusión, quienes deben pedir perdón y tomar medidas contundentes ante todos estos hechos son los dirigentes del PP, por formar parte de un partido infectado de corrupción ante la que lo único que se les ocurre es difundir el mensaje de que no todo está tan mal al día siguiente de la dimisión de la Ministra de Sanidad tras demostrarse que se estuvo lucrando durante años de la trama Gürtel. Una ministra protegida por Mariano Rajoy, quien debería seguir los mismos pasos que ella, dimitir, y convocar Elecciones Generales.”