Izquierda Unida satisfecha por la ampliación del horario de visitas de la Ermita de La Lugareja

Desde la Junta de Castilla y León se ha contestado favorablemente a iniciar los contactos para poder amplicar y regularizar los horarios de visita a un alto monumento con ul alto valor turístico, tal y como había solicitado la formación de izquierdas

Izquierda Unida de Ávila muestra su satisfacción por la acogida que ha tenido la propuesta realizada recientemente a través de su grupo en la Diputación Provincial con el fin de instar a la ampliación y regularización de los horarios de visita a la ermita de la Lugareja. Desde la Junta de Castilla y León ya se han pronunciado de forma favorable, compartiendo el interés cultural y turístico que busca la formación de izquierdas, para iniciar los contactos con los propietarios de la finca en la que se encuentra este monumento BIC a fin de poder conocer la disponibilidad para poder llevar a cabo la propuesta planteada por Izquierda Unida. Un pronunciamiento favorable al que la formación de izquierdas anima a sumarse a la Diputación Provincial y al Ayuntamiento de Arévalo dado el beneficio para la localidad, haciendo frente común entre las tres administraciones.

 

A través del grupo en la Diputación Provincial, Izquierda Unida se ha dirigido, por sendas cartas a la Junta de Castilla y León, la Diputación Provincial y el Ayuntamiento de Ávila, para que “al menos durante el desarrollo de Las Edades del Hombre, se amplíe y regularice el horario de visita a la ermita de La Lugareja”. Un monumento que “tiene un valor eminentemente cultural y turístico”. Por ello, y atendiendo a que el próximo 20 de mayo se inaugura en Arévalo la exposición de Las Edades del Hombre, “parece razonable que las instituciones públicas intervengan ante quien corresponda para resolver definitivamente, o al menos durante la celebración de este importante evento cultural para Arévalo, el asunto del horario de las visitas, ampliándolas y adaptándolas convenientemente a la demanda” señala Santiago Jiménez. En estos momentos la ermita de La Lugareja se encuentra en una finca de propiedad privada cuyos dueños limitan el horario de las visitas al monumento a apenas dos horas a la semana, los miércoles desde las 13,00 a las 15,00 horas. Un horario “insuficiente y excesivamente limitado” para disfrutar de un edificio declarado Bien de Interés Cultural y que es considerado por algunos de los más prestigiosos historiadores, como Fernando Chueca Goitía, como una de las más bellas representaciones del estilo mudéjar. “Es una lástima que Arévalo disponga de una maravilla arquitectónica, en la que la administración ha actuado con constantes y costosas restauraciones, y que sus visitantes no puedan disfrutar de ella, perdiendo con ello un activo turístico cultural que es patrimonio de todos” señala Santiago Jiménez, portavoz de Izquierda Unida en la Diputación Provincial.