Izquierda Unida saluda las nuevas ‘voces’ que se unen a la consideración del peaje como el verdadero lastre de la provincia

La formación de izquierdas, que insiste en la necesidad de hacer cumplir la sentencia del Tribunal de la UE que declara ilegal el peaje, muestra su satisfacción porque “aquellos que apoyaron la construcción de la autopista reconozcan ahora los perjuicios de la misma” y espera que dicho cambio de postura “sirva para revertir el daño”.

Izquierda Unida de Ávila saluda los nuevos apoyos que la eliminación de los peajes de las autopistas AP-6 y AP-51 suma en los últimos tiempos. Apoyos como el que ponía sobre la mesa la Confederación de Empresarios, una organización que a tenor de la presentación de los últimos presupuestos de la Junta de Castilla y León, y a raíz de la ausencia de proyectos importantes para la provincia abulense, valoraba negativamente el impacto que los peajes están teniendo para la provincia, “un  nuevo posicionamiento crítico con la autopista que saludamos dado que, hasta no hace mucho tiempo, era Izquierda Unida de Ávila la única entidad y organización que protagonizaba estos postulados críticos contra los peajes y protagonizaba la petición de supresión de los mismos”. Y es que recuerda José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida, que “no hace tanto tiempo Confae presentaba el Libro Blanco para el crecimiento de la provincia de Ávila, elaborado mano a mano con la UCAV, en el que ni la precaria situación del ferrocarril ni el lastre que suponen los peajes de la AP-6 y AP-51 se mostraban como algunos de los obstáculos para la creación de riqueza y generación de empleo”.


Un cambio de posicionamiento que agradece el coordinador provincial de Izquierda Unida entre “aquellos que no hace tanto tiempo apoyaron la construcción de la autopista, pero que en los últimos años e incluso meses se están acercando a aquello que Izquierda Unida ha venido denunciando desde el anuncio y puesta en marcha de estos peajes, y no es otra cosa que la consideración de los mismos como el auténtico muro y lastre de esta provincia para la generación de empleo y dinamismo económico”. Un posicionamiento “que no sólo se tiene que quedar en las palabras sino que debe avanzar hacia la plena reivindicación de la reversión de la autopista”.


Un contexto en el que Izquierda Unida de Ávila sigue demandando el cumplimiento de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que declara ilegal el peaje y la reversión del mismo. “No hay otra salida a este problema” señala José Alberto Novoa en un momento en el que el Partido Popular quiere poner parches en forma de rebajas y descuentos  “que ni están dando resultados ni es lo que Ávila necesita”. Una situación en la que la formación de izquierdas insiste en hacer cumplir la sentencia europea para revertir el peaje en 2018. “Lo que debe hacer el PP es asumir sus responsabilidades de gobierno, ejecutar la sentencia europea y acabar con esta ‘muralla’ para la ciudad y la provincia”.