Izquierda Unida recuerda las lagunas al acceso a las nuevas tecnologías que aún existen en Ávila

La formación de izquierdas ha manifestado que “en esta provincia existen localidades, como El Fresno, que no tienen acceso a las nuevas tecnologías bajo unos mínimos cánones económicos y tecnológicos”   

Izquierda Unida de Ávila aprovecha el Día de Internet Seguro, una jornada impulsada no sólo por la Unión Europea sino por las administraciones regionales para sensibilizar a la sociedad sobre los usos correctos de internet, para recordar los problemas de accesibilidad a las nuevas tecnologías que aún encuentran muchos abulenses en una provincia donde internet “sigue estando en el ‘debe’ de la administración, no sólo por las dificultades de acceso para muchas localidades sino por cuestiones económicas”. Porque “pese a la consideración cada día no sólo de una herramienta básica e indispensable en el día a día, las lagunas existentes en cuanto a posibilidades de acceso siguen siendo demasiado amplias” señala Santiago Jiménez, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de  Ávila. Porque “mientras las administraciones anuncian sus avances hacia la administración electrónica, precisamente en paralelo a la constatación de la seguridad en sus transferencias de datos, la realidad en el día a día de nuestros pueblos es la dificultad para disponer de un  acceso digno”.


Y recuerda a este sentido la reclamación que se viene produciendo desde hace meses por los vecinos de El Fresno, que reclaman “igualdad de condiciones” a otros abulenses ante un servicio de internet “en estos momentos lejos de los cánones, tanto económicos como tecnológicos, adecuados”. En estos momentos los vecinos de El Fresno acceden a internet a través de Iberbanda con un ancho de banda de 1MB a un precio de 50 euros al mes. “Precio y cobertura lejos de lo que actualmente está ofertando el mercado, y entre ellas el operador propietario de Iberbanda” señala Santiago Jiménez. “La implantación de los servicios digitales a todos los niveles de la administración y su progresiva aplicación incluso en el ámbito educativo, donde se ha convertido en una herramienta necesaria para los escolares, hacen que en estos momentos el gasto en internet se haya convertido en algo obligatorio para los ciudadanos, por lo que procurar un acceso de calidad y a precios asequibles debería ser una obligación para aquellas administraciones que precisamente han hecho de la banda ancha una necesidad” comenta Santiago Jiménez, que ha llevado esta cuestión a la Diputación Provincial a fin de encontrar una solución. Porque para Santiago Jiménez “más allá de poder ofrecer un servicio adecuado a los ciudadanos, este tipo de inversiones facilitaría el asentamiento de la población en nuestros pueblos”, comenta a la espera de que “los técnicos provinciales nos permita hallar una solución cuyos beneficiarios directos serán, y no hay que olvidarlo, los propios ciudadanos”.