Izquierda Unida reclama una mayor implicación municipal ante el progresivo cierre de empresas en Ávila

La formación de izquierdas traslada su preocupación por el deterioro del tejido industrial y empresarial abulense y que en los últimos meses se ha reflejado en el cierre de Imcodávila o los problemas en Global Rosetta y Elgorriaga.

El tejido industrial y empresarial de mayor tamaño “se está deteriorando a una velocidad mucho mayor de la capacidad de respuesta y reacción que está mostrando el  Equipo de Gobierno del Partido Popular” al que Montserrat Barcenilla, portavoz de Izquierda Unida de Ávila en el Ayuntamiento del Ávila, reclama “una mayor implicación” en el mantenimiento “de lo poco que nos está quedando en Ávila en lo que a industrias y grandes empresas se refiere”.

 

Una demanda que se produce en un momento en el que Ávila ha asistido al cierre de Imcodávila, con la pérdida de una treintena de puestos de trabajo, o los problemas en Global Rosetta y Elgorriaga, cuyos trabajadores “ven con preocupación al futuro de las factorías y por consiguiente de sus puestos de trabajo, sumidos, en algunos de los casos, en procesos de regulación de empleo”.


Montserrat Barcenilla, que reconoce que las competencias de la concejalía de Empleo “son limitadas”, la labor que se está desarrollando desde la misma “resulta insuficiente para lo que demanda la actual situación económica y laboral de una ciudad que vislumbra con preocupación la pérdida de su tejido empresarial e industrial, el mismo que debería servir de soporte para la salida de la crisis” apunta la portavoz de Izquierda Unida, que advierte que “sin un tejido empresarial capaz de generar actividad económica sostenida la pequeña economía abulense puede verse dañada irremediablemente”.


Es precisamente en este “efecto cadena” que el cierre de las grandes empresas y la pérdida de puestos de trabajo pueden provocar en las pequeñas, donde la formación pone el acento.

“Es necesario que el Equipo de Gobierno del Partido Popular tome conciencia de las consecuencias y el impacto económico que puede suponer para la ciudad el cierre y los problemas de las grandes empresas de esta ciudad”. Una realidad “muy alejada de la que pretende mostrar el Partido Popular en sus últimos análisis de las cifras del paro” y que sitúan Ávila en una realidad de “destrucción de empleo estable y generación de puestos de trabajo estacionales y precarios”.   


Para la formación de izquierdas resulta inexcusable que el Equipo de Gobierno del Partido Popular insistan “desde la urgencia de la realidad del tejido laboral abulense” en un Plan de Empleo que permita la recuperación del tejido industrial y empresarial de Ávila. “El impacto en la economía local que puede tener el cierre de las grandes empresas, la pérdida de puestos de trabajo y la proliferación de empleo precario y temporal puede ser determinante incluso en los propios recursos municipales” señala Montserrat Barcenilla, que recuerda que en este caso “las estrategias de empleo emprendidas hasta la fecha por el Partido Popular no están funcionando”.