Izquierda Unida reclama al Ayuntamiento un plan contra la pobreza energética

La formación de izquierdas, que suscribe las medidas del plan especial ante la alerta por bajas temperaturas, entiende que “sería necesaria la existencia de un plan contra la pobreza energética que garantice a la ciudadanía el suministro básico”.

El grupo municipal de Izquierda Unida pone de actualidad la necesidad de desarrollar desde el Ayuntamiento de Ávila un plan contra la pobreza energética, "una herramienta reclamada en su momento por la formación de izquierdas y rechazada por el Partido Popular desde el que coordinar acciones para garantizar el derecho de la ciudadanía a los suministros básicos del hogar y que permitiese identificar, prevenir y corregir las situaciones detectadas”.

 

Una reclamación que toma importancia no sólo ante la ola de frío que azota estos días Ávila sino toda vez que se van conociendo cifras relativas al 2014 y que hablan, de momento a nivel nacional, de hasta cuatro millones de hogares sumidos en situación de pobreza energética y deben escoger entre calentar sus hogares o garantizar otras necesidades básicas.


“Disponer de una herramienta que permita un protocolo de actuación claro y conciso ante cuestiones tan básicas como es no poder calentar un hogar debería ser una cuestión prioritaria en una ciudad en la que, más allá de esta ola de frío concreto, las bajas temperaturas son una constante” señala Sara Doval, concejala de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila, que reclama este plan más allá de las ayudas de emergencia que pueda facilitar el consistorio abulense.


Pone en vigencia esta solicitud el grupo municipal de Izquierda Unida en un momento de especial crudeza donde las bajas temperaturas han obligado a la puesta en marcha de un plan especial en el que se incluye el encendido de las calefacciones de edificios como los colegios durante el fin de semana. “Desde Izquierda Unida nos preguntamos cuántos niños estarán deseando este fin de semana que llegue el próximo lunes para poder ir al colegio y estar calientes” señala Sara Doval ante un plan que suscribe la formación de izquierdas pero que “no tiene la prolongación que debería tener”. Porque para la concejala de Izquierda Unida de Ávila “la preocupación que muestra puntualmente el Partido Popular debería tener su reflejo con el desarrollo de un plan contra la pobreza energética al objeto de garantizar el derecho de los abulenses a acceder a los recursos básicos del hogar”.


Advierte Sara Doval que la realidad de los ciudadanos “pasa en muchos casos por las dificultades económicas que han llevado a que desde los Servicios Sociales se haya tenido que elevar la cuantía presupuestaria en 2014 ante la masiva petición de ayudas” señala ante la “falta de perspectiva y de realidad del Equipo de Gobierno del Partido Popular, que debería sumarse a las reivindicaciones que reclaman la creación de leyes que impidan el corte del suministro a familias por impagos” comenta, pidiendo un ejercicio de “empatía” por parte de un partido “que vive alejado de la realidad”.


Igualmente Sara Doval recuerda la necesidad de dar publicidad a las ayudas de emergencia social que se encuentran disponibles en el Ayuntamiento de Ávila, y en especial aquellas dirigidas al pago de recibos de luz, gas o gasóleo. “Ante el miedo del PP a un efecto llamada lo que se debe priorizar son las necesidades de las personas” en una ciudad “azotada durante demasiado tiempo por los problemas del desempleo y la precariedad laboral o las bajas pensiones y que convierten en un difícil ejercicio el llegar a cubrir las necesidades básicas”.