Izquierda Unida propone el impulso de convenios que permitan el pastoreo en las zonas verdes periurbanas de Ávila

Pastoreo

La formación de izquierdas pretende con esta medida el ahorro económico propio del desbroce así como la limpieza de vegetación en los alrededores de la ciudad y sus barrios anexionados con una práctica respetuosa con el medio ambiente

Recuperar prácticas tradicionales para la limpieza de los entornos naturales. Con este objetivo, y con las miras puestas en la mejora de los espacios periféricos de la ciudad y los barrios anexionados, el grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila ha propuesto el impulso desde el Ayuntamiento de Ávila de la firma de convenios que posibiliten que, aquellos pastores que se encuentren interesados, puedan pastorear en estos espacios con ganado ovino o bovino. 

 

En un contexto de una primavera de copiosas precipitaciones, lo que ha facilitado un exceso de vegetación en los alrededores de la ciudad y barrios anexos, Sara Doval, concejala de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila, entiende posible el desarrollo de una práctica “que permitiría el ahorro económico que supone el desbroce mecánico de estas zonas naturales colindantes con los núcleos urbanos y en especial en las zonas próximas a los ríos Chico y Adaja” comenta sobre una práctica a desarrollar bien en los espacios que sean de propiedad municipal o bien bajo los que estén bajo su tutela. 

 

“Entendemos –explica Sara Doval sobre una propuesta que ha sido además abordada en foros como las  Jornadas Medioambientales de San Nicolás en ediciones pasadas- que apostar por esta práctica tradicional reportaría beneficios para la ciudad, como son la no utilización de herbicidas en zonas verdes o la práctica de una actividad responsable con el medio ambiente como es el pastoreo” comenta precisamente en un momento en el que se han puesto ya en marcha los dispositivos forestales para la prevención de incendios.

 

“La primera medida es tener el campo limpio, y el pastoreo siempre ha sido la mejor herramienta”, sin  olvidar en todo ello la profunda carga cultural y social que esta práctica tiene en una ciudad y provincia como en Ávila.