Izquierda Unida pide que no se recorte en calefacción de los colegios

Montserrat Barcenilla, portavoz de Izquierda Unida de Ávila en el Ayuntamiento de Ávila, ha pedido en Junta de Gobierno la homologación de los autobuses urbanos para poder transportar a los usuarios con sillas motorizadas
El grupo municipal de Izquierda Unida “no admitirá” recortes en una materia tan sensible como es el bienestar de los niños, una advertencia que ha puesto sobre la mesa en el seno de la Junta de Gobierno tras las quejas recibidas por los propios padres y madres después de que en la jornada del miércoles se apagara la calefacción de los centros educativos a las 11,00 horas.

Un hecho “preocupante teniendo en cuenta las bajas temperaturas que está atravesando la ciudad” señala Montserrat Barcenilla, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila. Todo ello con la petición al Equipo de Gobierno del Partido Popular para que se mantenga “más tiempo” encendidas las calefacciones en los colegios. Y es que desde la formación se izquierdas se tiene claro que en este asunto “hay que tener especial sensibilidad”.

Por otra parte, el grupo municipal de Izquierda Unida ha instado al Equipo de Gobierno del Partido Popular a realizar las gestiones necesarias para que la empresa homologue todos los autobuses urbanos para poder transportar a los usuarios de sillas de ruedas motorizadas tipo scooters.

Una solicitud que se produce después de que la formación de izquierdas haya tenido conocimiento de que algunos ciudadanos han tenido problemas para poder usar el transporte público.

 “Lo que no podemos hacer es hablar de ciudad accesible y sin embargo que nuestro transporte urbano carezca de la adaptación oportuna para transportar sillas de rueda motorizadas” recuerda la portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila. Una solicitud que Montserrat Barcenilla espera que se resuelva para evitar “algunas situaciones que se han producido en las últimas semanas y que esperamos que no se reproduzcan”.