Izquierda Unida pide al Partido Popular reaccionar ante la escasa repercusión económica del V Centenario en la hostelería abulense

Montserrat Barcenilla, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila, señala que la apuesta por el turismo religioso y de peregrinaje “tiene su efecto en altas cifras de visitantes pero en un bajo reflejo en la hostelería y el comercio local”.

“La realidad del V Centenario es un suspenso rotundo para el PP, suspenso no sólo porque en no pocas cuestiones al Equipo de Gobierno del Partido Popular le ha pillado el toro, como ha ocurrido con el nuevo tren turístico, las banderolas, la señalética o el parking de autocaravanas, sino porque los efectos del centenario en la economía local, y como han resaltado los propios interesados, están siendo más que discretos”. Así reacciona Montserrat Barcenilla al balance realizado por la Federación de Hostelería y en el que los propios hosteleros reflejaban que el V Centenario “no se está dejando notar en las arcas de los establecimientos de hostelería y comercio”. Una llamada de atención “severa” para una actividad que desde su puesta en marcha se había señalado como “un impulso para el turismo, la hostelería o el comercio”. Sin embargo “los datos señalan que esto no se está cumpliendo”. 


Muestra su preocupación la portavoz de Izquierda Unida de Ávila ante la constatación de que la apuesta realizada para el V Centenario “no está teniendo efecto en la economía local”. “El Partido Popular hizo una apuesta descarada por el turismo religioso y de peregrinaje”, un modelo que desde Izquierda Unida de Ávila se advirtió en su momento como “insuficiente” por ser “un turismo diesel, porque anda mucho y gasta poco”. Pasada la época estival, punto fuerte del año, “los datos y los propios protagonistas vienen a remarcar que el modelo es erróneo, que se hace necesario apostar por un concepto de turismo más atractivo y ambicioso capaz de mirar más allá de lo religioso”. 


Para la formación de izquierdas “que desde la Federación de Hostelería se advierta de las escasas repercusiones del V Centenario en los negocios locales debe suponer una llamada de atención importante como para que, en el tramo final de estas efemérides el Partido Popular se replantee la estrategia que ha seguido con unos actos en los que, eso sí, se han puesto todas las facilidades posibles para negocios particulares como la famosa caseta en La Santa, a beneficio de la Fundación, o el Jardín del Peregrino”. 


Montserrat Barcenilla reclama al Partido Popular que, más allá de las cifras de visitantes, “cuyo incremento no se puede poner en duda simplemente gracias a exposiciones como Las Edades”, sea consciente de que este tipo de actos deben tener un reflejo en la economía local. “El V Centenario no sólo debe dejar en la ciudad el recuerdo de un número de visitantes. De ser así será un fracaso”.