Izquierda Unida pide al Ayuntamiento que se preocupe de los problemas de los alumnos sin libros de texto

Ante la falta de libros por parte de algunos de los alumnos de los centros escolares de Ávila, la formación de izquierdas ha solicitado en Comisión de Cultura la puesta en marcha de medidas como el adelanto, a través de un convenio con Educación, de dinero a aquellos alumnos beneficiados en el Programa Releo o el uso de las ayudas de emergencia social para este asunto.

Dotar de libros de texto a aquellos alumnos de los centros educativos de Ávila que a estas alturas de curso aún no disponen de ellos. Es el fin que busca la propuesta lanzada por el grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila en la reciente Comisión de Cultura, Educación y Deportes, una comisión en la que la formación de izquierdas puso sobre la mesa la posibilidad de que, a través de un convenio con la Dirección Provincial de Educación, se adelante desde el Ayuntamiento de Ávila el dinero concedido por la Junta de Castilla y León - como ya se ha realizado en otras ocasiones en el caso de las ayudas a ONGs - a través del Programa Releo a los alumnos que no disponen de recursos para la adquisición de libros de texto. Igualmente desde el grupo municipal de Izquierda Unida se propone la opción de que dichas ayudas se impulsen a través de las ayudas de emergencia social. “Lo que busca esta medida es garantizar la educación de calidad de todos los niños y niñas de Ávila, muchos de los cuales a día de hoy no tienen aún sus libros de texto”. Así remarcaba la propuesta la concejala de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila, Sara Doval. Una medida que recibía el compromiso de estudiarse desde las filas del Partido Popular, que se comprometía tanto al estudio de la propia propuesta como de la situación y número de alumnos de la ciudad que, a fecha de hoy, se encuentran sin sus libros de texto.    

 


Actualmente, junto a las escasas ayudas económicas para la adquisición de libros, de las cuales quedan fuera muchas familias que lo necesitan, existe el Programa Releo de la Junta de Castilla y León, un programa que trata de resolver el problema de la falta de libros mediante el fomento de los bancos de libros en los centros. Un banco para el que los centros deben solicitar a la Consejería de Educación el presupuesto necesario, en el caso de no poderlo completar con los libros cedidos por antiguos alumnos,  para la compra de libros y material escolar. Una situación que en ocasiones deriva en un retraso problemático, como ya ocurriera el curso pasado, cuando los centros recibieron el dinero en el mes de diciembre.

 


El grupo municipal de Izquierda Unida es plenamente consciente de que las competencias sobre educación pertenecen a la Junta de Castilla y León, pero “el Ayuntamiento de Ávila, como la administración más cercana a los abulenses, su realidad y sus problemas, debe implicarse en posibilitar soluciones ante la grave situación de pobreza que están sufriendo muchas familias en la ciudad y que en muchos casos derivan en la asistencia a clase de muchos jóvenes sin libros”, comenta Sara Doval, que recuerda el compromiso de la teniente de alcalde de Cultura, Educación y Deportes de aumentar la partida presupuestaria para las ayudas a la adquisición de libros si seguía existiendo la necesidad.