Izquierda Unida pide a la Junta que se declare insumisa ante la LOMCE

La formación de izquierdas entiende que si se quiere garantizar una formación igualitaria y no clasista “llegado el momento, las Cortes deben desobedecer la imposición de esta ley”.  Por otro la do, IU mantiene su petición a la Dirección Provincial para que efectúe un estudio sobre malnutrición escolar

Izquierda Unida de Ávila pide a la Junta de Castilla y León que se declare “insumisa” ante la LOMCE. Una petición que ponía sobre la mesa José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida de Ávila, después de unas jornadas de movilizaciones, protestas y huelgas por las que la formación de izquierdas quiso fecilitar a la Plataforma en Defensa por la Educación Pública, los padres y madres y los estudiantes. “Como Izquierda Unida vamos a exigir a la Junta de Castilla y León la insumisión a la LOMCE, que desobedezca, la imposición a la LOMCE como se está haciendo en otras comunidades, y que si realmente la Junta quiere velar por el futuro de nuestros escolares y quiere garantizar una formación igualitaria, y no clasista, lo que tiene que hacer es desobedecerla desde las Cortes de Castilla y León”.

 

Para la formación de izquierdas es el momento de denunciar los “graves recortes” y las graves consecuencias que están teniendo “sobre toda la comunidad educativa y en especial los alumnos”. Recuerda Izquierda Unida que Castilla y León es la tercera comunidad en la que más han subido las tasas universitarias, por detrás de Cataluña y Canarias, un 42%, “que junto al recorte generalizado de becas, la disminució de los ingresos de las familias o el aumento del paro se está haciendo imposible el acceso de los estudiantes a la formación superior”. Un “engaño” es como calificaba José Alberto Novoa el bachillerato a distancia, un bachillerato “que supone cohartar la libertad de los estudiantes, porque les impide elegir con libertad entre clases presenciales o clases a distancia”, entre otros aspectos, como la “amortización de plazas de profesores en bachillerato”, algunos de ellos trasladados a la F.P.

 

Igualmente Izquierda Unida vuelve a insistir en su petición a la Dirección Provincial de Educación para la “realización de un estudio pormenorizado para poder detectar si existen carencias alimenticias entre los alumnos“. Para la formación de izquierdas, que mantiene su petición, “esto no significa generar alarmas, sino tomar cartas en el asunto”. Se hace en un momento en el que Cáritas avisa que un 26,7% de los menores de 16 años se encuentran en situación de pobreza, “y algo de este porcentaje afectará a Ávila”, en el que la Cruz Roja ha puesto en marcha el Programa Desayuno -Merienda o el Ayuntamiento de Ávila aprobaba recientemente instar a la Junta de Castilla y León para abrir un comedor en verano. “Por algo será, algo habrán detectado”.

 

Pregunta también José Alberto Novoa “cómo y cuándo” se van a cubrir las peticiones de los centros escolares abulenses en referencia al Programa Releo y que las primeras estimaciones sitúan en torno a 39.500 euros. El Programa Releo consiste en generar bancos de libros en los centros educativos, bien por donaciones de familias o bien con petición económica por parte de los centros. “Un banco que, según está planteado, lo que paulatinamente conlleva es la disminución de las becas para la adquisición de libros de texto, que ocupa al profesorado en cosas que nada tiene que ver con su labor y que genera peticiones económicas que veremos cómo y cuándo se cubren”.

 

VER PETICIÓN ESTUDIO MALNUTRICIÓN