Izquierda Unida llevará al pleno la necesidad de actuar ante la pobreza energética y el derecho de la mujer a decidir ser madre

El grupo municipal de Izquierda Unida insta al desarrollo desde el Ayuntamiento de Ávila de un plan contra la pobreza energética y pedirá el rechazo y la retirada inmediata del Anteproyecto de Ley de Protección de los Derechos del Concebido y de la Mujer Embarazada -Ley del Aborto- “porque restringe derechos fundamentales de las mujeres”.

 

 

El grupo municipal de Izquierda Unida insta al desarrollo desde el Ayuntamiento de Ávila de un plan contra la pobreza energética “que garantice a la ciudadanía el suministro básico” desde una moción que pide exigir al ejecutivo central que no se corte el suministro a las familias con bajos recursos económicos.

 

La pobreza energética “se ha convertido en un problema en Castilla y León, done hasta 73.000 hogares, según un estudio de CC.OO, ya se ven afectados por esta situación. Y Ávila no es una excepción”. Es por ello que en el próximo pleno municipal del mes de enero el grupo municipal de Izquierda Unida abordará el problema de la pobreza energética, una moción en la que se piden acciones concretas desde la sede municipal.

 

Izquierda Unida solicitará al Ayuntamiento de Ávila “el desarrollo de un plan contra la pobreza energética, con el objetivo de garantizar el derecho de la ciudadanía a los suministros básicos del hogar que permita identificar, prevenir y corregir las situaciones detectadas”.

 

Una actuación que debe acompañarse con la exigencia al ejecutivo central de la aprobación de una Ley de medidas para prevenir la pobreza energética que regule el sistema de suministros básicos del hogar e incluya mecanismos que  prime el ahorro y penalice el consumo ineficiente, garantizando que las tarifas no sean objeto de mercado, estableciendo precios sociales y elementos de fiscalidad energética favorables para las familias con bajos ingresos económicos.


Igualmente, en la citada Ley se establecerán medidas para que todos los hogares puedan mantener unas condiciones adecuadas de temperatura como disponer de otros servicios energéticos esenciales a un precio justo. Se creara el bono social para aquellos hogares con poder adquisitivo reducido o en riesgo de exclusión social, estableciéndose una tregua invernal e impidiendo el corte de suministro a estas familias.

 

Medidas acompañadas por una modificación de la Ley 3//1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido, estableciendo un IVA reducido para el precio de gas y la electricidad a nivel doméstico.

 

DERECHO DE LA MUJER A DEDICIR SI QUIERE SER MADRE

 

Asimismo, la formación de izquierdas presentará este mes de enero en el pleno municipal una moción en la que pedirá el rechazo y la retirada inmediata del Anteproyecto de Ley de Protección de los Derechos del Concebido y de la Mujer Embarazada -Ley del Aborto- “porque restringe derechos fundamentales de las mujeres”.

 

Defender los derechos de la mujer “ante el recorte que supone el nuevo anteproyecto de la Ley del Aborto” que pretende impulsar el Partido Popular. Es uno de los objetivos que se marca la moción que el grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila presentará en el próximo pleno municipal. Una moción donde la formación de izquierdas buscará el apoyo del resto de formaciones políticas para mostrar el rechazo y solicitar la retirada inmediata del Anteproyecto de Ley de Protección de los Derechos del Concebido y de la Mujer Embarazada aprobado por el Consejo de Ministros, posicionarse a favor de cualquier reforma “que esté encaminada a ampliar los derechos que son fundamentales y específicos de las mujeres, de forma que las mujeres puedan decidir sobre si quieren o no ser madres” y con la que se quiere “hacer un llamamiento” por la defensa de un derecho al aborto libre, público, gratuito y fuera del Código Penal.

 

Para Montserrat Barcenilla, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila, la reforma que pretende impulsar el Partido Popular “convierte a las mujeres en sujetos inferiores” en algo tan importante “como es la elección de cuándo ser madres”, una modificación “en la que el PP legisla con los estamentos religiosos, los más reacionarios, sin pensar en las personas, en las mujeres”.

 

El aborto “es un derecho y una decisión de las mujeres, un derecho libre y gratuito” defiende Izquierda Unida, porque “de lo contrario regresamos al pasado, a hace 40 años, cuando aquellas que tenían dinero lo seguían haciendo, mientras que las que no tenían dinero se ponían en manos de curanderos”.

 

Sara Doval, concejal de Izquierda Unida, quiso dejar claro por su parte que “decidir si se quiere o no ser madre es un derecho y una libertad que hasta ahora estaban consolidados en España y cuyo debate ha abierto innecesariamente el PP”.