Izquierda Unida llevará al pleno de la Diputación la defensa y conservación de los caminos rurales de Ávila

La formación de izquierdas considera necesario poner en marcha mecanismos que permitan su protección y conservación. Se trata de vías de uso público que, en muchos casos, se están perdiendo, y con ello sus usos tradicionales, comunicativos y recreativos.

El grupo de Izquierda Unida en la Diputación Provincial presentará en el próximo pleno de la Diputación –lunes 27 de octubre– una moción encaminada a la defensa de los caminos públicos rurales así como a desarrollar la colaboración de la Diputación Provincial con los municipios abulenses que permita la elaboración de una ordenanza tipo sobre estos caminos y con ello su salvaguarda.   


Desde el grupo en Diputación de Izquierda Unida se apunta que estos caminos rurales se encuentran sometidos a leyes generales como la Ley del Patrimonio de las Administraciones Públicas o la Ley de Bases de Régimen Local, bajo las cuales se prevé que las administraciones, en este caso locales, tienen el deber de tener inventariados los bienes públicos, estando entre ellos los caminos rurales. Sin embargo, y pese a esta obligación legal, la gran mayoría de los ayuntamientos no cumplen con su deber y los caminos sufren una desprotección que lleva a que sean, en muchos casos, apropiados por los propietarios de las fincas por las que pasan, o bien, caigan en el olvido hasta que se tornan intransitables. Sendas que en muchos casos son vías de comunicación para los ciudadanos entre núcleos de población, constituyéndose así como elementos de utilidad o interés público.


Usos que no vienen acompañados de la creación de una normativa jurídica propia que proteja los caminos frente al desuso tradicional o frente a los ataques de los particulares, como sí ha ocurrido con las vías pecuarias, que han venido a reconocer jurídicamente los usos vinculados al medio natural y al turismo no motorizado.


Desde el grupo de Izquierda Unida en la Diputación Provincial es indudable la necesidad de proteger y disponer de una red de caminos públicos extensa y correctamente conservada, no sólo para un uso agrícola o ganadero, sino también recreativo, que permita un mejor conocimiento de los distintos parajes que tiene nuestra provincia.