Izquierda Unida lamenta los ocho años perdidos por el PSOE para la eliminación del peaje tanto de la AP-6 como de la AP-51

 Izquierda Unida de Ávila ha lamentado los ocho años perdidos de gobierno socialista para obrar la recuperación de los peajes tanto de la AP-6 como de la AP-51, una reflexión que se produce conocida la petición de Pedro José Muñoz, diputado nacional del PSOE, de quitar el peaje de dichas infraestructuras, reclamación “realizada por Izquierda Unida durante años, junto a otras organizaciones como CCOO, y ante la que PP y PSOE han hecho oídos sordos

Para José Alberto Novoa, coordinador provincial de la formación de izquierdas, “resulta una desfachatez que, tras ocho años de gobierno, ahora el PSOE reclame la eliminación del peaje, una supresión que no quiso poner en marcha cuando gobernaron pese a la existencia de una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que desde abril de 2010 declaró ilegal la ampliación de la concesión de la gestión de la A-6 en 35 años y que revertiría al Estado a partir del 30 de enero de 2018”.

 

Un posicionamiento que para Novoa resulta “irresponsable” ante unos ciudadanos “que sufren el arrinconamiento de la provincia en materia de infraestructuras por culpa del enconamiento tanto del Partido Popular como del Partido Socialista, incapaces de liderar cuando han gobernado y gobiernan una reclamación indispensable para la recuperación económica de Ávila”, apunta después de que las iniciativas impulsadas por Izquierda Unida en las distintas instituciones - tanto en el Ayuntamiento de Ávila, con mociones, en la Junta de Castilla y León o en el propio Congreso de los Diputados - no hayan recibido el apoyo ni del Partido Popular ni del PSOE.

 

José Alberto Novoa reconoce que “cuesta entender los motivos por los que ambos partidos, pese a haber considerado el peaje como un lastre para Ávila, se muestren contrarios a impulsar definitivamente su rescate”.

 

Y es que para Novoa la mala situación de las infraestructuras abulenses tendrá graves consecuencias para la recuperación económica y laboral de una provincia que "sigue, poco a poco, quedando aislada en esta materia y, lo que es más preocupante, en condiciones de clara inferioridad ante otras localidades limítrofes, que presentan alternativas mucho más atractivas que la abulense, como está ocurriendo con Segovia o Salamanca".

 

Pone como ejemplo el incremento del paro en el mes de octubre en Ávila en 133 parados más, dejando la cifra en 18.406 desempleados, rompiendo la provincia abulense la tónica nacional. “Los datos del paro con los que nos encontramos es para estar francamente preocupados” señala José Alberto Novoa, que tiene claro que en la búsqueda de soluciones a la situación económica y laboral abulense no sólo debe estar el tan demandado Plan de Empleo, sino el problema de las infraestructuras.

Noticias relacionadas