Izquierda Unida insta a reconducir la Marca Chuletón y evitar conflictos

Montserrat Barcenilla, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila, recuerda que el plan ‘Estrategia de Turismo 2015’ marcaba el desarrollo de una normativa municipal para regular esta nueva marca, “y no se ha desarrollado”.

El grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila ha cuestionado al Equipo de Gobierno del Partido Popular por la responsabilidad del área de Turismo municipal en la polémica surgida en torno a la confección de la Marca Chuletón al margen de la IGP Carne de Ávila, así como otros actores, y que ha desatado un conflicto “totalmente innecesario de haber seguido los pasos” para la confección de una marca que, “debiendo ser beneficiosa para todos, se ha convertido en una fuente de conflictos que puede dar al traste con una de las medidas aprobadas en su momento dentro de la estrategia turística de la ciudad”.


Montserrat Barcenilla, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila, ha llevado este asunto a la Junta de Gobierno dejando claro que “el cumplimiento estricto de lo que estaba marcado en el plan ‘Estrategia de Turismo 2015’ hubiera evitado cualquier conflicto”.

 

Según se apunta en el documento aprobado en su momento, entre los proyectos específicos estaba la promoción gastronómica del Chuletón de Avila como activo turístico a través, entre otras cuestiones, de la “creación de la normativa municipal para la regulación de la marca Chuletón de Ávila”, una normativa “que se tenía que haber desarrollado antes de cualquier presentación”, sostiene Barcenilla, que tiene claro que “a nadie se le ocurre presentar un producto y regularlo después, porque lo que puede ocurrir, entre otras muchas cosas, es un conflicto de la entidad del que se ha producido”.


Una situación “desagradable y que debe tratar de reconducirse lo antes posible”, porque para la portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida “la presencia del concejal de Turismo en el acto de presentación junto a los representantes de la Federación de Hostelería fue un respaldo mediático que obliga al Ayuntamiento de Ávila a aclarar su posicionamiento respecto a un tema que, de haber seguido los pasos correctos, las pausas y negociaciones precisas nunca debía haber llegado a este punto”. Y es que tiene claro Montserrat Barcenilla que “se ha querido correr demasiado y sin alcanzar los acuerdos necesarios con todas las partes” en la creación de un nuevo producto turístico, hostelero y gastronómico “que podía haber sido una buena medida para la ciudad”. Llegados a este punto “lo que vale ya es aclarar este asunto y reconducirlo por el bien de todos”.