Izquierda Unida exige a PP y PSOE explicaciones sobre la polémica en torno a Casado y Muñoz "por el uso indebido en el cobro de dietas"

Tras la querella presentada por Democracia Real Ya contra 63 diputados, entre los que se encuentran los dos políticos electos por Ávila, por presunta malversación, José Alberto Novoa considera que “por decencia, ambos partidos deberían dar cuenta a los abulenses sobre lo que está ocurriendo”

Izquierda Unida de Ávila considera “especialmente grave” la presencia de dos políticos electos por Ávila, como son Pablo Casado (PP) y Pedro José Muñoz (PSOE), en la reciente querella presentada por Democracia Real Ya ante 63 diputados por presunta malversación de fondos públicos y apropiación indebida como consecuencia del cobro de 1.823 euros mensuales como ayuda al alojamiento cuando disponen de vivienda en Madrid, según consta en su declaración de bienes y renta. “Desde Izquierda Unida de Ávila entendemos que esta situación requiere de las inmediatas explicaciones públicas tanto del Partido Popular como del Partido Socialista de Ávila por lo que, de ser cierto, sería un delito deshonroso de dos políticos que quedarían absolutamente desautorizados para representar a los ciudadanos a los que ahora piden y exigen esfuerzos y ajustes que ellos no asumen” señala José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida de Ávila.

 

“Estamos ante un momento especialmente delicado en el que la animadversión de los ciudadanos hacia los políticos está en creciente aumento y hechos como estos, de ser ciertos, no hacen sino acrecentar el deterioro de la democracia” lamenta José Alberto Novoa ante una querella en la que Democracia Real Ya ha incluido a 41 políticos del Partido Popular, 20 del PSOE, uno de CIU y uno de Coalición Canaria. “Hay que decir que no todos los políticos son iguales y que el desprecio por lo que representa la política no es una cuestión de siglas pero, eso sí, nos preocupa en exceso que hechos como el que estamos abordando implican a políticos que aplican o apoyan los recortes, cómplices de la paulatina pérdida de derechos de los ciudadanos a los que exigen ajustes que ya no pueden asumir mientras ellos pretende vivir en la comodidad de sus cargos”.

 

Desde Izquierda Unida de Ávila se destaca en este sentido que “la representación política que asumen los diputados nacionales no sólo debe ser honrada, sino parecerlo, y llama la atención sobre el hecho de que ninguno de los 11 diputados de IU han sido señalados por esta querella, algo que debe ponerse de manifiesto para que los ciudadanos perciban con claridad qué políticos están asumiendo correctamente sus funciones de servicio a los ciudadanos, y qué políticos se dedican a beneficiarse económica y personalmente de su labor política”.