Izquierda Unida duda del anuncio de Sanidad de reducir las listas de espera a 73 días

La formación de izquierdas duda de las pretensiones de la consejería de Sanidad de reducir las listas de espera a 73 días. “Resulta lamentable que haya que alcanzar una media de 113 días para que los responsables sanitarios anuncien medidas que, como en otras ocasiones, tememos que se queden en papel mojado” 

Izquierda Unida de Ávila ha manifestado que considera una “mera campaña publicitaria” el anuncio realizado por el consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, sobre las intenciones de la Junta para reducir a 73 días la lista de espera quirúrgica a finales de 2013.

 

Esta formación recuerda que esta demora en estos momentos se encuentra en Ávila en una media de 113 días y en un contexto de recortes en la Sanidad Pública, en el que el copago farmacéutico "se ha convertido en actualidad ante las pretensiones del Partido Popular por hacer caja con los enfermos crónicos".

 

Así, IU considera “insultante” este anuncio "dado el deterioro al que el Partido Popular está sometiendo a la sanidad en Ávila en los últimos años". José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida de Ávila se pregunta "cuál es el compromiso que puede adquirir la consejería de Sanidad con Ávila en un año en el que hemos visto el cierre definitivo de diversas estancias hospitalarias o en el que se ha reducido al mínimo la inversión en Sanidad. En un curso político en el que SACYL reconocía el cierre indefinido de la unidad de Medicina Interna en la planta cero, la de Convalecencia Psiquiátrica y la de Desintoxicación, todas ellas en el Hospital Provincial".

 

Para el coordinador provincial de Izquierda Unida “la sanidad pública está bajo mínimos por los recortes y las pretensiones del Partido Popular, que acostumbra cada poco a sacar pecho con anuncios como el realizado este lunes por el consejero de Sanidad que nunca llegan a concretarse”. Anuncios que José Alberto Novoa indica que “no son ningún logro sino una consecuencia de las nefastas políticas de recortes en sanidad en los últimos años y que ahora son indispensables por sus recortes previos”.