Izquierda Unida denuncia un pago de 40.700 euros a la sociedad que gestiona el Lienzo Norte para controlar el cambio de iluminación de Ávila

Asimismo denuncian que la falta de ingeniero municipal "está provocando una falta de control en la privatización y cambio de iluminación en Ávila".

La formación de izquierdas denuncia que el Partido Popular va a pagar a la sociedad mercantil que gestiona el Lienzo Norte, “sociedad mercantil del ayuntamiento”, un total de 40.700 euros para que supervise las obras. “¿Por qué se está llevando a cabo este pago a mayores?“

 

“La falta de previsión del Partido Popular en la privatización de la iluminación de Ávila nos está costando a los abulenses 40.700 euros a mayores”. Es la denuncia que pone sobre la mesa el grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila, que critica que si la falta de ingeniero industrial en el Ayuntamiento de Ávila ha provocado la falta de control municipal en el cambio de la iluminación de la ciudad, privatización contra la que ya se pronunció en contra Izquierda Unida en su momento,  también le está costando a los bolsillos de los abulenses un gasto de 40.700 euros, dinero que el Partido Popular está pagando, “por decreto”, a la  Sociedad Mercantil Exposiciones y Congresos Adaja S.A., sociedad mercantil que gestiona el Lienzo Norte y que es ‘propiedad’ del Ayuntamiento de Ávila. “¿Por qué se está pagando 40.700 euros a una sociedad municipal que tendría que hacer ese trabajo sin remuneración a mayores alguna?”

 

Con ello el Partido Popular ha puesto en manos de la sociedad mercantil que gestiona el Lienzo Norte, para 7 meses y 1.040 horas de trabajo 40.700 euros, un dinero “que da, a mayores de lo presupuestado, al Lienzo Norte para hacer un trabajo que tendría que hacer por ser un medio propio municipal sin recibir ninguna otra asignación”. Una situación que Montserrat Barcenilla denuncia como un “despilfarro del Partido Popular por falta de previsión. Un dinero que habría servido para contratar un ingeniero industrial a disposición del Ayuntamiento, y que una vez más vuelve a despilfarrar el Partido Popular”.

 

Desde el año 2010 en el Ayuntamiento de Ávila existe la plaza de ingeniero, pero tras su jubilación no se repuso, “ni siquiera para que controlase el pliego de condiciones de la privatización del cambio de alumbrado público” relata Montserrat Barcenilla, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila. El contrato con la empresa encargada del cambio de iluminación de la ciudad se formalizó el 30 de septiembre de 2013 y contaba con un periodo máximo de un año para llevar a cabo la implantación de las nuevas luminarias un año, 30 de septimebre de 2014, “y que tengamos constancia aún no ha concluido la implantación del nuevo sistema de iluminación”. Desde el 30 de septiembre y hasta el 14 de marzo “ningún ingeniero supervisó las obras del cambio de alumbrado”. Y fue hasta el 14 de marzo porque en esa fecha el Partido Popular encomendaba a través de un decreto a la Sociedad Mercantil Exposiciones y Congresos Adaja S.A., “un medio propio del Ayuntamiento”, que por un importe de 20.365 euros y hasta el 30 de septiembre “controlara y supervisara las obras, dado que en esa mercantil existe un trabajador con la cualificación necesaria”. Una encomienda que llevó en su momento a preguntar a Izquierda Unida porqué el Partido Popular pagaba 20.300 euros a una mercantil del ayuntamiento. “¿Por qué este pago a mayores?”.

 

Una pregunta que ya formuló en el mes de marzo y que vuelve a efectuar ahora, cuando “nos hemos encontrado una renovación de esa encomienda desde el 16 de septiembre hasta el 31 de diciembre con una asignación igual de otros 20.365 euros, lo que nos hace suponer que en el vacío temporal entre ambas no ha existido supervisión alguna”. Igualmente Izquierda Unida pone en cuestión esa “renovación” cuando de por medio ha habido una laguna de tres meses.