Izquierda Unida denuncia que no podría estar circulando ningún autobús urbano con más de 13 años

La formación de izquierdas, que en las últimas semanas ya se había interesado por esta cuestión y que precisamente en Junta de Gobierno había solicitado el informe de los autobuses que componen la flota, señala que los términos de la concesión del servicio marcan una antigüedad máxima para los vehículos de 13 años.

El grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila se congratula por la renovación de tres de los autobuses urbanos que componen la actual flota pero advierte que “el Partido Popular acaba de poner públicamente en evidencia que no se están cumpliendo los términos que marca el contrato de la concesión de este servicio ni se está preocupando de que se cumplan”. Así se pronuncia Montserrat Barcenilla, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila ante la anunciada decisión de cambiar tres autobuses en 2014 por otros más eficientes. “El Equipo de Gobierno del Partido Popular acaba de poner sobre la mesa que ha permitido el incumplimiento de los términos que marcan el contrato de la concesión del servicio del transporte urbano, términos que marcan claramente un máximo de 10 años para los autobuses que componen la flota, existiendo una cláusula que permite prorrogar su uso otros tres años más, por lo que en la actualidad no debería haber en las calles abulenses ningún autobús urbano con más de 13 años”.


Datos por los que ya se había interesado Izquierda Unida en las últimas semanas tanto con el estudio del propio contrato de la concesión del servicio como precisamente en la última Junta de Gobierno celebrada en la mañana de hoy, una reunión en la que la formación de izquierdas había solicitado el informe de la flota de autobuses urbanos sin que desde el Partido Popular se informara absolutamente de nada. “Estamos ante una clara muestra de falta de transparencia y absoluta deslealtad institucional por parte de un partido que empieza a mostrar estas actitudes con demasiada frecuencia al objeto de tratar impedir el trabajo de los grupos de la oposición” señala Montserrat Barcenilla, que tiene claro que “el anuncio realizado esta mañana por el Partido Popular responde a las preguntas que desde la oposición se vienen realizando en las últimas semanas a este respecto”.


Una noticia “con la que se pretendían poner la medalla pero con la que pone en evidencia su dejación de funciones”. Porque según ha podido comprobar Izquierda Unida a través de la propia oferta que en su día presentaba la empresa concesionaria del servicio de autobuses urbanos en el año 2009 la flota urbana se componía de dos autobuses con una antigüedad de 10 años y dos con nueve años entre otros. “En otras palabras, estamos hablando que a fecha actual al menos cuatro autobuses no estaban cumpliendo los requisitos establecidos en el contrato de la concesión del servicio” señala la portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila que, además, apunta que “en este 2013 otros dos autobuses cumplirán 10 años y en el 2014 lo harán otros dos más, por lo que otros cuatro autobuses deberán acogerse a la prórroga para su uso si quieren seguir circulando por las calles abulenses”.


El grupo municipal de Izquierda Unida señala que el Partido Popular “deberá explicar por qué ha permitido, y ha sido cómplice con su silencio, el incumplimiento de un contrato en el que, además, se marca como una de las obligaciones la colaboración de la empresa con el Ayuntamiento de Ávila para la implantación de iniciativas medioambientalmente sostenibles, por lo que no se trata de una apuesta del PP sino de una obligación”.