Izquierda Unida denuncia que el Gobierno Municipal sólo quiere beneficiar a Padecasa con el desbloqueo del contrato con Decathlon

La agrupación de izquierdas muestra su total oposición a esta resolución "que devolvería la fianza de 210.942 euros a la empresa después de que el contrato no se haya cumplido, y no exista documento alguno que pruebe que Padecasa ha buscado otros operadores".

La portavoz del Grupo Municipal de Izquieda Unida Montserrat Barcenilla denunciaba esta mañana "la falta de meditación y el exceso de prisa del Gobierno Municipal a la hora de trabajar para el desbloqueo del contato de implantación de Decathlon en el Polígono de Vicolozado".

 

Unas prisas que también se tuvieron, apuntaba Barcenilla, a la hora de realizar el pliego de condiciones de este contrato "a la carta", para el que incluso "se convocó algún Pleno Extraordinario porque en dos años Decathlon estaría implantado en Ávila".

 

En esos momentos Izquierda Unida dio su aprobación "tragando sapos y culebras en beneficio de la creación de empleo en Ávila".

 

Hace ya más de un año que Decathlon anunció que no se instalaría en Ávila ni en otras capitales donde tenía previsto hacerlo, pero a pesar de ésto, recalcaba la portavoz de Izquierda Unida, "sí lo ha hecho en otras ciudades."

 

"Cuando esto salió a la luz ya Padecasa solicitó la ruptura del contrato y la devolución de la fianza por parte del consitorio, algo a lo que nuestra agrupación se opuso rotundamente y el tema quedó paralizado", añadía Barcenilla.

 

Parado hasta la semana pasada en el que el Gobierno Municipal en Junta de Gobierno Local puso encima de la mesa de nuevo este tema al resto de grupos políticos del Consistorio presentando, según IU, una solicitud de Padecasa de mutuo acuerdo para anular el contrato; un informe del Ayuntamiento "igual al de Padecasa"; y un documento redactado en "papel del Consistorio" con lo que solicitaba esta empresa".

 

Faltaba un informe preceptivo de un técnico del Ayuntamiento, por lo que el Gobierno Municipal decide aplazar la reunión a esta semana, a la Junta de Gobierno Local del jueves día 17, donde presentará dicho informe.

 

Aún así Izquierda Unida ha aununciado que este informe no modificará su posición puesto que consideran que "algo ocultan ya que sin exigir responsabilidades están dispuestos a anular el contrato perdiendo la fianza de 210.942 euros que deberían quedar en manos de los ciudadanos abulenses".

 

Muestran del misMo modo su desconfianza porque dicen que si Padecasa hubiera estado buscando durante todo este tiempo un nuevo operador debería haber un documento que lo acreditase y "éste no existe". "Si no hay posibles nuevos operadores sólo entendemos que el Consitorio actúa a favor de Padecasa detrás de algún interés que nos gustaría saber", apuntaba Montserrat Barcenilla.

 

"Casi se puede pensar que a Padecasa alguien le obligó a tener una relación contratual con Decathlon", ha hañadido.

 

Finalizaba su intervención la portavoz de Izquierda Unida haciendo un llamamiento a la "difícil situación de numerosos empresarios y autónomos de Ávila, que por circunstancias ajenas a sí mismos han tenido que cerrar sus negocios y nadie les ha devuelto ni los impuestos ni tasas invertidas para sacar su vida adelante".