Izquierda Unida denuncia las pretensiones de Sacyl de cerrar paliativos

La formación de izquierdas advierte de posibles cierres en las próximas fechas como consecuencia de los recortes económicos aplicados por la Junta de Castilla y León en sanidad

Nuevas estancias y unidades hospitalarias podrían cerrarse en breve si se cumplen las previsiones y pretensiones de Sacyl. Según ha podido conocer Izquierda Unida de Ávila las intenciones de la Junta de Castilla y León pasan por ejecutar el cierre de nuevas estancias de medicina interna así como la unidad de cuidados paliativos del Hospital Provincial, cierres que vendrían a unirse a los ya ejecutados en el Complejo Hospitalario de Ávila los últimos meses. Y es que en el Hospital de Sonsoles se han cerrado la planta séptima (medina interna y hematología), el ala derecha de la planta sexta (ginecología), el ala derecha de la planta tercera (cirugía), mientras que en el Provincial han sido la unidad de desintoxicación hospitalaria, convalecencia psiquiátrica así como medicina interna.

Ante esta situación Izquierda Unida, a través de su coordinador provincial, José Alberto Novoa, denuncia una vez más “el desprecio que la Junta de Castilla y León demuestra, a través del Partido Popular, hacia los abulenses” en una materia “especialmente sensible, como es la salud de las personas”.

Para la formación de izquierdas “no se pueden eliminar servicios sanitarios y dependencias para cuidar a enfermos por el simple hecho de que haya que ajustar unos presupuestos sin tener en cuenta en ello la salud de la gente”. Si resulta “despreciable” para el coordinador provincial de Izquierda Unida que la administración regional “se esté dedicando a poner en riesgo la salud de los abulenses, más aún lo es que los dirigentes del Partido Popular estén colaborando con su silencio cómplice y su inacción para evitar lo que, a todas luces, parece estar convirtiéndose en el desmantelamiento del Complejo Hospitalario de Ávila”.

Recuerda la formación de izquierdas que no es la primera vez que el Hospital Provincial sufre las consecuencias de los recortes y la mala gestión en su funcionamiento, porque al cierre de plantas que Izquierda Unida denuncia, hay que sumar deficiencias de funcionamiento como son dependencias infrautilizadas o vacías, cambios de números de teléfono sin previo aviso a usuarios y trabajadores…

Todas estas deficiencias y el cierre paulatino del Hospital Provincial llevan a Izquierda Unida a preguntarse por el gasto que se llevó en su momento sobre esta infraestructura. “¿Por qué la Junta de Castilla y León se gastó 24 millones de euros de todos los contribuyentes en la remodelación y adaptación del Hospital Provincial para, apenas unos meses después, cerrarlo o entregarlo a manos privadas bajo la excusa de que bajo la privatización la salud de los abulenses está mejor garantizada?”.

Desde la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León niegan rotundamente que esta información sea cierta y que no se va a producir ningún cierre.