Izquierda Unida denuncia la exclusividad de la Plaza Teniente Arévalo para el aparcamiento de los padres y madres de un centro de educación privado

La formación de izquierdas recuerda que “mientras se pretende impulsar el uso del autobús público para los escolares, el Partido Popular pretende, en una medida discriminatoria, que las zonas de aparcamiento de esta plaza abulense queden reservadas para los alumnos de este centro”

El grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila muestra su rechazo a la medida emprendida por el Equipo de Gobierno del Partido Popular con la que pretende poner en marcha una regulación del tráfico en la Plaza Teniente Arévalo a favor del uso exclusivo de la misma en determinados horarios del día en favor de los padres cuyos hijos cursan sus estudios en el centro de educación que se encuentra en sus alrededores. Una medida “que en lugar de solucionar los problemas de tráfico que existen en la zona viene a premiar a aquellos que lo han generado” comenta Montserrat Barcenilla, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila, sobre una cuestión ante la que la formación de izquierdas se ha preocupado en numerosas ocasiones en Junta de Gobierno y cuya solución “ha molestado a un buen número de padres y madres de los alumnos de otros centros de educación, según han trasladado a Izquierda Unida, que ven en la nueva medida de tráfico un trato discriminatorio”.


La medida impulsada por el Equipo de Gobierno del Partido Popular pretende que en horas de entrada y salida de los escolares quede prohibido el estacionamiento en la Plaza Teniente Arévalo, estacionamiento que sí estará permitido para los padres y madres de los alumnos del centro privado que se encuentra en esta zona. “Mientras se pretende poner en marcha una campaña para que los escolares acudan a sus colegios en autobús público, el Equipo de Gobierno del Partido Popular facilita un aparcamiento exclusivo para un centro de educación privado” critica Montserrat Barcenilla, que lamenta que “esta decisión genera agravios comparativos con otros centros de educación, familias y alumnos, con un trato de primera y otro de segunda”.


 Desde Izquierda Unida se recuerda que los problemas en la zona de la Plaza Teniente Arévalo o la Plaza de Pedro Dávila han sido una constante por una total permisividad. “En lugar de poner solución a este problema, de promover un aparcamiento secundario como es el parking del Rastro y calles adyacentes, o de impulsar precisamente en este colegio la necesidad de impulsar el autobús público, lo que se hace es concederles el uso exclusivo de la Plaza Teniente Arévalo en determinados horarios”.