Izquierda Unida de Ávila secunda la Huelga General en Educación propuesta por CCOO

Izquierda Unida de Ávila ha anunciado su apoyo y participación ante la propuesta de huelga general en educación realizada por Comisiones Obreras. La formación ya anunciaba, con motivo del inicio del curso escolar, la apuesta por apoyar y participar en las movilizaciones que se pudieran convocar desde la comunidad educativa con motivo del inicio del curso 2014-2015.

Esta apuesta, que se concreta ahora desde la secretaría de Educación y Cultura de Izquierda Unida de Ávila, confirma la participación y el apoyo de la formación abulense a la huelga general de la enseñanza propuesta por Comisiones Obreras.

 

Una movilización que podría llegar en otoño y que “resulta inevitable ante la crisis de un sistema educativo que se desangra por la caída de la inversión, el aumento del alumnado y la reducción de profesorado” así como por la aplicación “improvisada y sin consenso” de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE).

 

Para María Milagros González, responsable de la secretaría de Educación y Cultura, “sobran razones para plantar cara en la calle a los recortes y reformas del Partido Popular en materia de educación mediante otra huelga general desde Infantil hasta la Universidad” como han apuntado los promotores de la movilización a las organizaciones que componen la Plataforma Estatal en Defensa de la Educación Pública.

 

Izquierda Unida de Ávila ya había expresado su preocupación ante el inicio de un curso “lejos de la normalidad que publicitaba el Partido Popular” y que en líneas generales "se ha presentado con menos recursos educativos, menos profesores y menos aulas – como las desaparecidas en el centro educativo de Navaldrinal o la comprometida situación del  centro educativo de La Adrada –" y en el que la formación abulense no olvida la aplicación de la LOMCE, “con la que el PP pretende justificar y consolidar los recortes y desmontar la Educación Pública”.

 

Para el partido de izquierdas la falta de inversión, de profesorado y de respuesta efectiva ante el incremento del alumnado "son las consecuencias palpables de una ley educativa segregadora y privatizadora que no sólo está deteriorando el servicio público sino que sirve para desviar alumnado y dinero público hacia la enseñanza privada” apunta María Milagros González.

 

Es por ello que desde Izquierda Unida de Ávila se afianza el compromiso por “estar junto a la comunidad educativa, implicando a la ciudadanía y recuperando la movilización durante el curso. Porque desde Infantil a la Universidad se hace imprescindible participar activamente en las movilizaciones que se planteen para defender la educación pública”.