Izquierda Unida de Ávila plantea la remunicipalización del Manuel Sánchez Granado

Cumplidos los dos años de gestión por parte de la empresa concesionaria, y ante una posible prórroga de un año más, “estamos ante la oportunidad de recuperar el servicio para los ciudadanos”.

El grupo municipal de Izquierda Unida insiste en la necesidad de abordar la remunicipalización del complejo deportivo Manuel Sánchez Granado, propuesta que la formación de izquierdas ha planteado en la Junta de Gobierno ante la prórroga de un año que la actual empresa concesionaria del servicio tiene ante sí tras cumplir sus dos años de contrato. “Sería el momento de plantear el retorno de estas instalaciones municipales a manos del ayuntamiento” señala Montserrat Barcenilla, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila, que sostiene que “tanto por criterios económicos, laborales como funcionales sería una medida que beneficiaría a la ciudad de Ávila”. 


Recuerda en este caso la portavoz de Izquierda Unida que cuando el Ayuntamiento de Ávila recuperó el control - 2012 - del CUM Carlos Sastre, argumentando un importante ahorro económico de 200.000 euros, “el Partido Popular se congratuló de una remunicipalización que hasta entonces se habían negado a poner en marcha. Ahora volvemos a encontrarnos en una situación similar”. 


Montserrat Barcenilla sitúa lo ocurrido con el CUM Carlos Sastre como un importante punto de partida para el Manuel Sánchez Granado. “Entonces y ahora el Partido Popular recalca que es más económico la prestación de servicios municipales por parte de empresas privadas”. Postura que “ya se vio errónea”. Recuerda Barcenilla que “las empresas están para ganar dinero”, beneficios que incrementan en muchos de los casos “a través de las condiciones laborales de sus trabajadores”. No olvida así Izquierda Unida de Ávila que una gestión pública de las instalaciones deportivas del Manuel Sánchez Granado “no sólo abriría el abanico de opciones a la hora de mejorar el servicio que se presta a los ciudadanos, sino que permitiría mejorar las condiciones laborales de los trabajadores”, logrando con ello “que los beneficios de la remunicipalización tuvieran un pleno reflejo en la ciudad y sus ciudadanos, porque los beneficios que otros buscan obtener como empresa en este caso retornarían a la ciudad”.