Izquierda Unida de Ávila pide más actividad para el Consejo de la Sostenibilidad

El grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila pide volver a reunir al Consejo de la Sostenibilidad, un órgano que no se reúne desde la pasada legislatura y al que la formación de izquierdas pide dotar de “sentido, actividad y contenido, porque de lo contrario, y para no hacer nada, es mejor eliminarlo”.

Izquierda Unida de Ávila ha pedido en la Comisión de Servicios a la Ciudad que se recupere la actividad de un órgano, el Consejo de la Sostenibilidad, donde se “debería definir, de la mano de los ciudadanos, asociaciones, políticos y expertos en cuestiones medioambientales, el modelo que se quiere para Ávila como ciudad sostenible a presente y futuro” señala Montserrat Barcenilla, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila, que tiene claro que “hay que recuperar el protagonismo que debería tener este espacio de trabajo en común. Si no se hace, mejor eliminarlo” denuncia en un momento en el que “pese al olvido al que le tiene sometido el Partido Popular, hay quien sigue confiando en este consejo”.


Para la formación de izquierdas el Equipo de Gobierno del Partido Popular “está dejando morir por inanición un consejo para el que ya hemos reclamado protagonismo en varias ocasiones en esta legislatura”.

 

El grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila reclama que “el Consejo de la Sostenibilidad sea un órgano consultivo, como así nació, para que contribuya, de la mano de expertos en diferentes temáticas, a definir por dónde debe caminar la ciudad en cuestiones medioambientales, un funcionamiento que va más allá de un espacio para la simple realización de charlas, algunas de ellas de especial interés, como se ha planteado hasta el pasado año”. Un consejo “que tiene que servir para dar sentido a las actividades medioambientales que se están haciendo hasta ahora, dándoles un sentido común más allá de actuaciones sueltas y deslavazadas”.


La concepción del Consejo de la Sostenibilidad como un órgano consultivo “nos permitiría definir con claridad los pasos a dar para convertir Ávila en una ciudad sostenible, y hacerlo más allá de acciones puntuales y en un muchos casos inconexas por la ausencia de un objetivo común marcado con claridad. El Consejo de la Sostenibilidad sería un espacio más que interesante para abordar las actuaciones ambientales desde una perspectiva más amplia y de continuidad, dentro de una estrategia donde se aborden problemas de la sostenibilidad desde aspectos como la energía, la movilidad, la calidad del aire, los espacios naturales, la biodiversidad o el agua, entre otros”.