Izquierda Unida de Ávila muestra su satisfacción por la querella interpuesta por su agrupación a Bankia, BFA y 32 de sus exconsejeros

José Alberto Novoa muestra su apoyo a la actuación judicial emprendida por IU ante un proceso “que pone de manifiesto presuntos delitos relacionados con la destrucción de Caja de Ávila y la posible búsqueda y consecución de beneficios personales”.

Izquierda Unida de Ávila muestra su satisfacción ante la querella criminal presentada por la formación de izquierdas en la Audiencia Nacional y en la que aparecen los nombres de los políticos del Partido Popular Ángel Acebes y Agustín González.

 

Querella que Izquierda Unida ha interpuesto contra Bankia, BFA y sus 32 exconsejeros por la posible comisión de siete delitos como son el de estafa, asociación ilícita, delito contable, apropiación indebida, administración desleal, falsedad en documento mercantil y falseamiento de información económico-financiera con el propósito de captar inversores o depositantes.

 

Delitos que se habrían causado en la fusión y salida a Bolsa y la emisión de preferentes, “cuestiones en las que se han visto inmersos y perjudicados un buen número de abulenses” señala José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida de Ávila, consciente del “importante paso que se ha dado con una querella que llega en estos momentos después de haber agotado la vía política, cerrada en todo momento por el propio Partido Popular, que hasta en cinco ocasiones ha vetado la creación de una comisión parlamentaria”.


Una querella criminal en la que José Alberto Novoa destaca la presencia de dos políticos abulenses “de especial peso” en el Partido Popular, como son Ángel Acebes, exalcalde, exministro y exconsejero de BFA, y Agustín González, expresidente de Caja de Ávila y actual presidente de la Diputación Provincial.  La presencia de ambos en la querella presentada por Izquierda Unida es “especialmente significativa, dado que pone de manifiesto su directa implicación en una serie de presuntos delitos relacionados con la destrucción de Caja de Ávila y la más que evidente pretensión de conseguir beneficios personales”, un posicionamiento “personalista” que estaría “radicalmente opuesto a los beneficios que el Partido Popular sostuvo en todo momento que Bankia aportaría a Ávila y a los abulenses. Desgraciadamente una vez más los nombres de personas significativas del PP de Ávila enturbian, aún más, la ya de por sí mediocre imagen política de los conservadores en esta provincia”.


"El compromiso ético y político de Izquierda Unida al presentar esta querella criminal demuestra una vez más la responsabilidad de la formación de izquierdas ante los abulenses con el objetivo de aclarar las -turbias circunstancias- en las que se produjo la fusión de cajas de ahorro que dieron como resultado a Bankia, y que supuso la desaparición de Caja de Ávila y la destrucción del músculo financiero en Castilla y León", concluyen desde la formación de izquierdas.