Izquierda Unida de Ávila llama a convertir la decepción en un voto activo contra el bipartidismo y por los derechos de las personas

José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida, llama a recuperar una Europa “de los derechos, donde lo importante sean los problemas y la realidad de las personas por encima de los mercados, la banca y los sistemas financieros”.

Izquierda Unida de Ávila llama a los abulenses a convertir la decepción en las actuales políticas bipartidistas del Partido Popular y el Partido Socialista en un voto activo, un voto con el que apostar por una salida diferente a las políticas de ajuste que se marcan desde la troika y que defienden tanto el PP como el PSOE.

 

Un llamamiento con el que Izquierda Unida de Ávila quiere frenar la abstención que, advierte, “supone un cheque en blanco a un sistema bipartidista impulsor de un modelo europeo donde los derechos de los ciudadanos parecen no tener cabida”. Es por ello que desde Izquierda Unida de Ávila lanza un mensaje de “reacción” a todos los ciudadanos y en especial al electorado de izquierdas indeciso y decepcionado con las supuestas políticas de izquierdas de otras formaciones.


Es precisamente en este contexto donde la formación de izquierdas reclama “la necesidad de reconstruir una Unión Europea donde los ciudadanos vuelvan a ser los verdaderos protagonistas frente a los mercados y las grandes empresas” defiende José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida de Ávila, que se pregunta “cuando el Partido Popular señala que son el partido que mejor defiende los intereses, ¿a quién manda ese mensaje?”. Porque para el coordinador provincial de Izquierda Unida “lo que no señala la formación de derechas es que son los intereses de la banca, de las grandes empresas del IBEX sus auténticas preocupaciones. Están demasiado preocupados por los problemas de la banca como para atender lo que realmente preocupa y atañe a las personas”.


Es por ello que en este contexto de decepción Izquierda Unida de Ávila apuesta por convertir la decepción que siente la ciudadanía en un “voto activo en defensa de los derechos de los ciudadanos”, porque frente a las políticas en pro de los mercados, “es preciso impulsar las políticas en pro de las personas” en un contexto en el que la Comisión Europea insiste “una y otra vez en una fórmula fracasada” de recortes y ajustes que inciden en la ya profunda recesión social, los altos índices de desempleo, la pobreza, las desigualdades y el empleo precario. Y es que recuerda José Alberto Novoa que “el bipartidismo ha convertido España en un país sin derechos, y sin derechos las personas dejan de ser ciudadanos para ser esclavos, que es lo que necesitan los mercados” advierte ante un modelo de Europa “en el que algunos han decidido que los países del norte deben ser los ricos y los países del sur los pobres”. Un modelo “que debe cambiarse”.


Es por ello que Izquierda Unida de Ávila insiste precisamente, y siguiendo la línea de su lema electoral, en que “el poder está en la gente. Los ciudadanos tienen la responsabilidad de elegir a los políticos que quieren que les representen. No basta con quedarse en casa. Quien esté harto tiene la oportunidad de decirlo en las urnas el próximo 25 de mayo”.