Izquierda Unida de Ávila insiste en que la única solución y alternativa al peaje es su eliminación

La formación de izquierdas exige al Partido Popular que cumpla con la supresión de una barrera “que ellos impusieron y a la que ahora tratan de buscar alternativas porque, como se ha demostrado, está matando Ávila”. Recuerda que hace unos meses “prometieron una mejora importante que no parece que vaya a llegar”

“Ante el peaje sólo hay una alternativa y una solución, su eliminación”. No hay otro mensaje posible para Izquierda Unida de Ávila a tenor de las últimas declaraciones del Partido Popular de Ávila, que ha pasado de “plantear una mejora importante en su situación actual y confiar en la supresión del mismo, allá por el mes de octubre, a tener que acoger propuestas alternativas como la carretera de El Espinar como la solución a un callejón sin salida, provocado por ellos mismos, como es el aislamiento de Ávila por culpa de este peaje”. Es la respuesta de José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida de Ávila, ante las últimas noticias conocidas sobre el peaje. “Más allá de las legítimas propuestas que puedan hacer diferentes organizaciones, entidades y colectivos para tratar de evitar el peaje, la obligación del Partido Popular de Ávila con los abulenses es abordar, de una vez por todas y con decisión, su definitiva eliminación”.


José Alberto Novoa considera que “más allá de la necesidad de arreglar y adecuar la red vial de la provincia, lo cual siempre es una buena noticia, no se pueden seguir anunciando parches y medidas cortoplacistas a lo que se ha convertido en uno de los mayores problemas de Ávila. No caben propuestas alternativas a través de carreteras comarcales ni reducciones de peaje, que en lo único que redunda es en asegurar el beneficio de la empresa a través del dinero de todos los ciudadanos. Lo que Ávila necesita es la definitiva eliminación de esta barrera. Un muro que lo único que ha reportado a lo largo de estos años ha sido la pérdida de población –como ha quedado demostrado en los últimos datos de INE- por la imposibilidad de asumir el alto coste que tiene el mismo en los desplazamientos de los ciudadanos, así como la desaparición y destrucción progresiva del tejido industrial y laboral abulense, al que el peaje le supone un coste añadido incapaz de superar con los bajos salarios que tanto defiende y publicita el Partido Popular ” señala José Alberto Novoa, que considera que “el peaje, lejos de acercarnos a otras provincias, nos ha alejado”.


José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida de Ávila, recuerda que “el Partido Popular de Ávila perdió, una vez más, la oportunidad de pelear por una partida en los recién aprobados presupuestos generales para abordar la reversión del peaje en la AP-51 y A-6. En el último año y medio hemos escuchado al PP prometer rebajas y confiar en la supresión del peaje. Ahora el mensaje es de olvidar lo prometido”. Una situación en la que Novoa reconoce que “cuesta entender, más allá de lo partidista, los motivos por los que tanto el PSOE como el PP, pese a haber considerado el peaje como un lastre para Ávila, no han terminado de impulsar definitivamente el rescate cuando han asumido responsabilidades de gobierno. Al final quien pierde en todo esto es Ávila y sus ciudadanos”.