Izquierda Unida de Ávila denuncia la falta de control municipal sobre las concesiones y servicios privatizados

La formación de izquierdas llama la atención sobre el hecho de que las empresas concesionarias de servicios “no presenten las cuentas en tiempo y forma”.

El grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila denuncia la falta de control municipal sobre las concesiones administrativas y servicios privatizados por el Equipo de Gobierno del Partido Popular de Ávila. Una denuncia que ha puesto sobre la mesa en la Comisión Informativa de Servicios Económicos y Fomento donde se ha comprobado, a través de los requerimientos de los dictámenes de explotación de varias concesiones administrativas, “una absoluta falta de control municipal sobre algunas de las concesiones administrativas, alguna de las cuales acumula un retraso de hasta tres ejercicios económicos en la presentación de las cuentas de la explotación” señala Montserrat Barcenilla, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila.


En estos momentos “estamos ante una clara dejación de funciones” critica la portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila que “no es hasta ahora, en algunos casos tres años después, cuando el  Equipo de Gobierno del Partido Popular no ha decidido ejercer el control de lo que ha privatizado”. Un control “que debería ser anual y constante” critica ante la actitud de aquellos “que han optado por poner en manos privadas lo que podría haber sido público bajo el discurso de una mejor gestión, si bien son los propios informes municipales los que contradicen este discurso”.


Según denuncia Montserrat Barcenilla “en la Comisión Informativa de Servicios Económicos y Fomento se ha podido comprobar cómo una de las concesiones municipales lleva sin presentar las cuentas desde hace tres ejercicios mientras que otras no han separado económicamente, y como así debían hacerlo, la actividad concesionaria de la actividad global de la empresa encargada de dicha actividad, de forma que el control de gastos e ingresos no lo han realizado a través de una cuenta específica de la propia concesión”. En otros casos “no se ha aportado la documentación oportuna que permite comprobar los resultados de explotación y con ello el porcentaje de ingresos o beneficios que podrían corresponder al Ayuntamiento de Ávila por la misma”.


Para el grupo municipal de Izquierda Unida “estamos ante una evidente falta de control sobre la concesión administrativa de servicios municipales que pone, por otra parte, en entredicho el cumplimiento de los compromisos adquiridos en su momento en los pliegos” comenta Montserrat Barcenilla, que advierte que “se podría decir que el Equipo de Gobierno del Partido Popular ha dejado hacer a las empresas lo que han querido con los servicios que ha privatizado”.