Izquierda Unida de Ávila considera “innecesaria y ridícula” la visita de Antonio Silván a la nueva estación de autobuses de Ávila

José Alberto Novoa entiende que “el consejero de Fomento ha venido a contar a los abulenses lo que ya saben, y es que existe una infraestructura que ha costado 5 millones de euros que sigue cerrada”

Para Izquierda Unida de Ávila “la única visita que están esperando todos los abulenses es aquella que signifique la puesta en marcha de la nueva estación de autobuses”. Hasta ese momento, “todo lo demás será publicidad innecesaria ante unos ciudadanos que requieren y demandan la inmediata puesta en marcha de una infraestructura que acumula ya un año de retraso”.  “

 

No se puede calificar de otra manera que no sea de innecesaria e incluso ridícula, por algunas de las declaraciones que ha venido a realizar, la visita del consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León” valora José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida de Ávila, que entiende que “no se puede venir a decir a los abulenses que la estación de autobuses es ya una realidad cuando seguimos y seguiremos esperando su puesta en marcha” comenta ante los nuevos plazos que se han dado. 

 

El consejero de Fomento “ha venido a Ávila a decir lo que ya saben todos los abulenses, y es que tenemos una estación terminada y cerrada”. Más de un año de retraso acumula la apertura de esta infraestructura, recuerda José Alberto Novoa, tras una visita en la que se han vuelto a marcar “nuevos plazos de apertura”.

 

Para Izquierda Unida de Ávila y su coordinador provincial, José Alberto Novoa, “el que la nueva estación de autobuses continúe cerrada, después de más de un año desde la finalización de las obras, no es más que la demostración de la incapacidad y la falta de voluntad política de los dirigentes del Partido Popular por poner en funcionamiento unas instalaciones que costaron 5 millones de euros” apunta después de que en la visita el consejero de Fomento aludiera a “escollos técnicos” para que haya permanecido cerrada todo este tiempo. 

 

Una visita que paralelamente supuso un auténtico portazo a las reivindicaciones del ferrocarril de los vecinos de Navalperal de Pinares, que exigen mejores horarios y nuevas paradas en su localidad. “Mientras desde el Partido Popular de Ávila han asegurado apoyar sus demandas, el consejero de Fomento ha cerrado todo debate con un discurso totalmente contradictorio al que ha venido manteniendo el partido conservador en Ávila” señala José Alberto Novoa, que lamenta que “el mismo partido que dice trabajar desde la discreción y la sensibilidad sea el que ahora trate de zanjar las demandas de los abulenses”.