Izquierda Unida de Ávila apuesta por unos Servicios Sociales por y para las personas

Construcción del 5º CEAS, ampliación de la plantilla en los servicios sociales municipales, marcha atrás en los recortes del PP en la dependencia o un Plan contra la Pobreza energética, son algunas de las medidas de Izquierda Unida de Ávila.

“Hay que trabajar para que las personas dependientes no tengan únicamente 20 minutos de ayuda a domicilio, para aquellos que pasen hambre dejen de hacerlo, para que no haya gente que no pueda pagar la factura de agua o gas… Hay que trabajar para que los Servicios Sociales sean la primera pieza de la cohesión social”. Es el punto de partida con el que Izquierda Unida de Ávila se presenta en estas Elecciones Municipales en el apartado de los Servicios Sociales.

 

En un sector “donde hemos sufrido los drásticos recortes del Partido Popular” Izquierda Unida de Ávila pone el acento en sus propuestas en estas Elecciones Municipales. Un sector como son los Servicios Sociales. “Muchos ciudadanos no tienen prestación, muchos son pobres incluso trabajando. Son muchos los ciudadanos que necesitan de los servicios sociales”. Por ello Montserrat Barcenilla, candidata de Izquierda Unida a la alcaldía de Ávila tiene clara la necesidad de ampliar este servicio no sólo desde lo presupuestario sino también desde lo personal. “Hay que ampliar la plantilla de profesionales, porque la actual plantilla están trabajando por encima de sus posibilidades” detalla Barcenilla después de una legislatura en la que se han producido retrasos en la concesión de ayudas de emergencia social, la renta garantizada o en los planes de seguimiento.

 

Propone Izquierda Unida de Ávila un 5º CEAS para hacer llegar los servicios sociales a los ciudadanos así como coordinarlos “co Educación y Sanidad para que “puedan identificarse los problemas y las carencias de los más pequeños” como son los problemas de nutrición infantil.

 

A lo largo de la legislatura que llega a su fin Izquierda Unida de Ávila llevó a pleno la puesta en marcha de un comedor social, “rechazado por el Partido Popular bajo la supuesta estigmatización de su uso”, y un catering social, igualmente rechazado. “Más estigmatiza la pobreza, el hambre, y deben ser los servicios sociales los que actuen, porque dedeben ser la primera pieza de la cohesión social”.