Izquierda Unida cuestiona la necesidad de un nuevo viaje del alcalde al Vaticano

“Se trata de un desplazamiento totalmente innecesario que acabarán pagando los ciudadanos de su bolsillo”. Para la formación abulense la economía no está para pagar nuevas “excursiones” al Vaticano.

La economía no está para tantos viajes al Vaticano, y mucho menos de quienes poco tienen que aportar a los proyectos desde los que pretenden justificarse”. Así se posiciona el grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila al anuncio realizado por el alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, en el encuentro informativo en Servimedia en el que adelantaba que, “nuevamente”, García Nieto se desplazará al Vaticano para, en este caso, promocionar la ruta ‘Huellas de Teresa’, después de que el pasado mes de febrero ya participara en otra visita “numerosa” a la Santa Sede. “Entendemos que no es el momento de que los ciudadanos tengan que costear viajes del alcalde de Ávila al Vaticano, mucho menos cuando cabe recordar que Ávila ni siquiera tiene un puesto fijo en la Comisión del V Centenario de Santa Teresa, una comisión donde el edil ocupa un puesto cedido y donde su presencia es poco menos que anecdótica y de escaso o nulo peso”.


Montserrat Barcenilla, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila, pone así en cuestión la necesidad de un viaje que “ni siquiera puede justificarse desde la necesidad que apuntan de promocionar una ruta que ya estaba aprobada en el mes de enero, que se constituyó antes de que se produjera un primer viaje que ya de por sí fue especialmente discutible por la cantidad de personas que participaron en el mismo, convirtiéndolo en un escaparate del poco cuidado que se tiene en el gasto del dinero público”. Porque para la portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila, “el ejemplo que se está dando a los ciudadanos con estas excursiones no es precisamente el de instituciones donde se vele por el gasto público. Todo lo contrario”. Es por ello que en la próxima Junta de Gobierno “pediremos que se presente la correspondiente justificación de los gastos de un viaje que, lo pague quien lo pague, será dinero público, saldrá del bolsillo de los ciudadanos, aquellos que deben ver cómo no hay dinero para los servicios sociales, para la sanidad o la educación bajo la excusa de la crisis, pero que deben ver a aquellos que les representan de viajes donde su presencia es poco menos que injustificada”. Porque para Montserrat Barcenilla “si es preciso hacer un viaje, el alcalde de Ávila es quizás el menos indicado, dado que ni siquiera es una voz autorizada en la organización del Centenario”.


Más importante que “que irse de viaje o peregrinación”, para Montserrat Barcenilla es “solucionar el problema de la sede que albergará la próxima exposición de las Edades del Hombre en Ávila”. Porque la posible propuesta de que la misma se celebre en La Encarnación y la Santa “gusta muy poco entre quienes se dedican al turismo abulense”, recuerda Montserrat Barcenilla, que ya ha trasladado esta cuestión a sede municipal. Porque “el Partido Popular sabe, y así se le ha trasladado tanto desde esta formación como desde el sector del turismo, que celebrar las Edades del Hombre en La Santa y La Encarnación significaría no poder contar con dos de los espacios más importantes en la vida de Santa Teresa de Jesús, lo que en términos turísticos ya se ha advertido que redundaría en las visitas de aquellos que están interesados en visitar específicamente estos lugares por su significado, como ya han podido comprobar quienes trabajan en el sector”, que muestran su preocupación y alarma porque “en el año del V Centenario Ávila no pueda contar como espacios de visita dos lugares de mayor atractivo turístico”.