Izquierda Unida critica la disparidad en la política de precios entre el AVE y los servicios públicos de cercanías y media distancia

Para José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida, “Ávila necesita más acciones y menos anuncios y promesas tras resultar como una de las grandes perjudicadas por el nuevo modelo impulsado por el Partido Popular, decidido a encarecer los servicios que emplean los trabajadores y ciudadanos con menos recursos”

“Ávila y su ferrocarril requiere de actuaciones urgentes, no promesas y anuncios interesados que nunca llegan a cumplirse”. Así se pronuncia Izquierda Unida de Ávila ante el “vago compromiso publicitado recientemente por el Partido Popular en un momento en el que necesita crear una cortina de humo como consecuencia de la nueva política de precios ferroviarios en la que la provincia abulense será una de las máximas perjudicadas”. Un nuevo sistema de precios de Renfe para los billetes del AVE con el que se ha buscado una bajada de las tarifas, al tiempo que los precios en los servicios de cercanías y media distancia “se encarecen constantemente”. Concretamente en este 2013 los servicios de MD han ascendido a los 11,75 euros mientras que el Regional Express alcanza ya los 10,05 euros, principales medios de conexión ferroviaria de Ávila con Madrid, Salamanca y Valladolid.

 

“Esta provincia requiere de más actuaciones y menos anuncios, fotos y promesas ante una decisión en la que Ávila resulta particularmente afectada en un agravio comparativo con otras ciudades y provincias limítrofes” critica José Alberto Novoa, coordinador provincial de IU Ávila, en un momento en el que el grupo parlamentario de Izquierda Unida en el Congreso de los Diputados ha reclamado que el Gobierno aclare y explique los detalles de la disparidad de precios de Renfe entre el AVE y los servicios públicos de cercanías y media distancia. “El Partido Popular, y en concreto el abulense, están en la obligación de dar respuestas, respuestas que vayan más allá de los anuncios mediáticos y que se plasmen en soluciones ante una medida en la que se obvia a los ciudadanos con menos recursos, incrementa la distancia competitiva entre unas y otras provincias – las que carecen de alta velocidad se verán profundamente perjudicadas– y en la que nadie debe llevarse a engaños, porque serán los abulenses los que vamos a pagar lo que piensan rebajar a otros”. Y es que para Izquierda Unida de Ávila “los compromisos anunciados y publicitados por el PP para mejorar las comunicaciones ferroviarias en esta provincia sirven para poco y no resultan creíbles para unos ciudadanos que merecen resultados, y no promesas que llevan produciéndose desde su entrada al gobierno de la nación y que, hasta la fecha, se han plasmado en una subida de precios, la eliminación de frecuencias horarias y un futuro incierto sobre un medio de transporte esencial para Ávila”.