Izquierda Unida critica el cambio de fecha del Pleno Municipal por la agenda electoral

Imagen de archivo

El grupo municipal señala su malestar porque el pleno municipal se retrase del viernes 24 al miércoles 29 de junio por ‘decreto’ y sin consenso entre los grupos políticos.

El grupo municipal de Izquierda Unida critica que la agenda de campaña del Partido Popular se cuele en el Ayuntamiento de Ávila y protagonice las decisiones dentro del consistorio. Y se hace esta crítica después de que el Equipo de Gobierno del Partido Popular haya tomado la decisión en Junta de Gobierno de trasladar el pleno municipal del viernes 24 al miércoles 29 al objeto de no interferir en la agenda electoral. Una cuestión que se ha adoptado sin contar con el consenso ni el diálogo previo con el resto de formaciones políticas.  


“Desde el grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila consideramos muy poco serio que la actividad municipal deba adaptarse a la agenda políticas de aquellos que integran la candidatura del Partido Popular, mucho más cuando estamos hablando de concejales liberados, a los que se les paga por su dedicación ‘exclusiva’ a las tareas municipales” señala Alberto López Casillas, concejal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila, que recuerda al Partido Popular “la poca seriedad de la decisión. La ciudad y la actividad municipal no pueden detenerse por la agenda electoral”.  

 


Para la formación de izquierdas el traslado de fechas puede provocar problemas laborales –y así se ha trasladado- entre los concejales, toda vez que el uso tradicional es que el pleno municipal se realice el último viernes de mes, fecha desde la que se organizan los distintos grupos municipales y sus concejales. “Las obligaciones electorales y de campaña que han asumido algunos de los componentes del Equipo de Gobierno del Partido Popular son cuestiones ajenas al trabajo en el Ayuntamiento de Ávila, por desgracia, al servicio de la campaña del PP”.