Izquierda Unida califica como decepcionantes los Presupuestos para 2014 de la Junta

La formación de izquierdas considera "raquíticos" los 18,6 millones para la provincia abulense, mucho más después de las pésimas noticias que supusieron los Presupuestos del Estado

Profundamente decepcionantes. Así califica Izquierda Unida de Ávila el proyecto de Presupuestos de la Junta de Castilla y León para Ávila para el año 2014. Unas cuentas “realmente trágicas para el presente y futuro de la provincia, mucho más si tenemos en cuenta la decepción que ya supusieron las cuentas de los pasados Presupuestos del Estado” señala José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida, ante los apenas 18,6 millones que destinará la administración regional a esta provincia. “Todo ello desde la resignación más absoluta de los dirigentes del Partido Popular, incapaces de mostrarse mínimamente indignados ante unas cuentas que deberían llevar al sonrojo después de cinco años de constantes caídas y la ausencia de inversiones en proyectos capaces de reactivar el tejido económico, social y laboral abulense” señala José Alberto Novoa, para el que la propuesta de la Junta de Castilla y león “no es, ni mucho menos, entendible”, en clara referencia a la valoración realizada en primera instancia por el alcalde de Ávila, Miguel Ángel garcía Nieto.

 


Un proyecto de presupuestos “incapaz de generar empleo, esperanza o confianza entre los abulenses” y en el que el coordinador provincial de Izquierda Unida lamenta la ausencia de proyectos ahora olvidados o la presencia de otros “que sólo sirven para adornar las cuentas”, como el nuevo colegio de La Adrada, una infraestructura que lleva varios años apareciendo en las cuentas sin que se haya hecho nada al respecto.
Como en el caso de los Presupuestos Generales del Estado, echa en falta Izquierda Unida una partida para la reactivación del mercado laboral desde la puesta en marcha de un Plan de Empleo. Para Izquierda Unida de Ávila las cuentas regionales para Ávila son la escenificación de que el Partido Popular abulense tiene un peso poco importante en Castilla y León. “Prueba de ello es que las demandas que el alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, ha realizado en contadas ocasiones sobre la necesidad de un Plan de Empleo no han sido atendidas”. Un rechazo que, por otra parte, puede ser entendible cuando el presidente provincial de este partido lo considera innecesario.


Igualmente las cuentas regionales remarcan el olvido como la Residencia Juvenil de la Junta, la Residencia de Enfermos Mentales o el proyecto de la conexión con la A-6 a través de la N-403 o un nuevo trazado, un proyecto “que no hace tanto -2009- se anunciaba desde la Junta y para el que se pedía la colaboración del Gobierno Central, ahora del mismo partido”.