Izquierda Unida Ávila advierte que el incremento de abulenses sin derecho a prestación

El constante aumento de abulenses sin derecho a prestación – 57,57% – “no sólo es un drama y una noticia desoladora, sino que pone de manifiesto una realidad de paro crónico y temporalidad en una provincia que sigue sin dar respuesta a la demanda de empleo”.

La realidad laboral de la provincia abulense “no está marcada por la recuperación, como algunos quieren hacer ver por la reciente bajada de las cifras del paro en el mes de junio  – en 704 personas sino por la temporalidad, la destrucción de empleo y sobre todo la pérdida de derechos y prestaciones laborales, que dibujan un escenario de paro e inestabilidad laboral crónica”. Así recibe Izquierda Unida de Ávila los últimos datos sobre las prestaciones por desempleo en Ávila, donde sigue cayendo el número de abulenses con derecho a prestación. “Que un 57,67 por ciento de los abulenses  inscritos en las listas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) no reciban prestación por desempleo hablan a las claras del fracaso de las políticas económicas y laborales que se están llevando a cabo, en especial en Ávila” señala José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida de Ávila.


Para José Alberto Novoa “los datos constatan, una vez más, que en la provincia de Ávila el paro se está convirtiendo en un problema crónico que no se está atajando correctamente”. Y es que “no sólo no se genera empleo capaz de absorber la demanda que existe, sino que la estacionalidad y temporalidad se han convertido en las características de un mercado laboral que únicamente ofrece la salida a otras provincias para los ciudadanos que aquí no encuentran ni un presente ni un futuro laboral”. En este punto Izquierda Unida llama contrastar datos como el crecimiento de los contratos temporales, las cifras de afiliación a la Seguridad Social, la bajada del paro en los últimos meses y el aumento de los ciudadanos sin derecho a prestación.

 

“Estamos en una situación en la que o bien hay personas que por su perfil no tienen acceso al actual mercado laboral o que por lo temporal del mismo no tiene acceso a generar la prestación correspondiente” señala en un panorama en el que “queda constatado que la gente abandona el SEPE ante el hartazgo de la ausencia de ofertas laborales”.


Para Izquierda Unida de Ávila esta realidad de paro, precariedad y pobreza creciente merece una respuesta definitiva, “una respuesta que ni ha llegado ni llegará desde el Partido Popular” señala José Alberto Novoa. Se señala desde la formación de izquierdas que “sólo desde una garantía clara de empleo estable propiciado e impulsado desde la inversión pública, con la puesta en marcha de un Plan de Empleo para Ávila, así como la atención adecuada a las personas en situación de desempleo, será posible comenzar a crear un futuro”.