Izquierda Unida asegura que la plaga de algas de Serones es responsabilidad de Aqualia

Alberto López Casillas y Monserrat Barcenilla, este martes

Monserrat Barcenilla asegura que el contrato que mantienen la empresa y el Ayuntamiento de Ávila así lo refleja. IU sospecha de posibles vertidos incontrolados aguas arriba que proporcionen nutrientes a las algas.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida considera, al igual que ha manifestado el Partido Socialista, que el gasto de las posibles soluciones a la plaga de algas que impide la captación de agua del embalse de Serones debe correr por cuenta de Aqualia, empresa concesionaria del suministro.

 

Así lo ha asegurado este martes la portavoz municipal de IU, Monserrat Barcenilla, quien ha manifestado que el contrato que une a esta empresa con el Ayuntamiento de Ávila refleja que "la empresa concesionaria debe aportar los recursos humanos y materiales necesarios para mantener la calidad bacteriológica y organoléptioca del agua en condiciones óptimas", lo que incluiría a su juicio la adquisición y reposición de materiales necesarios para solucionar este problema.

 

Por otro lado, Izquierda Unida da por buenas las explicaciones sobre el afloramiento de esta plaga pero añade a las posibles causas su sospecha, según ha indicado Alberto López Casillas, de que "las algas estén recibiendo nutrientes de vertidos incontrolados aguas arriba del río Voltoya", por lo que plantean un análisis de esta situación.

 

Si finalmente es el Ayuntamiento el que tiene que hacerse cargo de las posibles soluciones, desde esta formación advierten de que cualquiera de las planteadas por Aqualia se iría hasta los cuatro meses de ejecución, teniendo en cuenta que mediaría un proceso de licitación, "y en en tres meses estaremos en pleno verano, se agotarán las reservas y habrá que empezar a captar agua de Serones sí o sí".

 

En este sentido, desde IU acusan al Ayuntamiento de hacer "una huida hacia adelante", dando por supuesto que le corresponde hacer la inversión, y piden al Equipo de Gobierno que busque soluciones alternativas a las propuestas por Aqualia, que originarían un gasto de entre 200.000 y 400.000 euros.

 

El Grupo Municipal de Izquierda Unida llevará esta postura el próximo jueves a la Mesa de la Sequía. Esta formación no ve con malos ojos la petición de ayuda efectuada por el alcalde de Ávila tanto a la Junta de Castilla y León como a la Confederación Hidrográfica del Duero pero insisten en que es responsabilidad de la empresa.

Noticias relacionadas