Izquierda Unida apuesta por el desarrollo y consolidación de la Muestra de Estatuas Vivientes

La formación de izquierdas, proponente de la muestra, insta a completar la misma con la colaboración de músicos así como con la difusión e información adecuada tanto a ciudadanos como a turistas que les permita la localización de las estatuas

El grupo municipal de Izquierda Unida defiende la conveniencia de seguir apostando por iniciativas culturales y de ocio como la que este fin de semana acogían las calles abulenses, escenario de la Muestra de Estatuas Vivientes, una iniciativa que nacía a propuesta del grupo municipal de Izquierda Unida y que, ante el éxito obtenido, se anima a su consolidación y completo desarrollo.

 

Sara Doval, concejala de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila, solicita con ello que en la próxima edición se facilite a los ciudadanos y turistas la información adecuada con el fin de poder localizar las estatuas a lo largo de la ciudad así como se busque la colaboración de músicos para acompañar la muestra, logrando con ello un clima excepcional en una ciudad que ofrece marcos idóneos para disfrutar de esta muestra. 

 

El grupo municipal de Izquierda Unida valora positivamente la realización de la I Muestra de Estatuas Vivientes como una propuesta novedosa que ha venido a enriquecer la oferta cultural y de ocio de la ciudad. Desde la formación de izquierdas se entiende que la concejalía de Cultura, en coordinación con la de Turismo, deben apostar por espectáculos y eventos culturales capaces de sorprender tanto al abulense como al visitante de la ciudad, apostando por la creatividad y la frescura.

 

“Es por ello que en la Comisión de Cultura solicitamos la realización de la Muestra de Estatuas Vivientes con la intención de que se consolidase en el tiempo, siempre con miras a su ampliación y mejora en futuras ediciones” Izquierda Unida de Ávila se reafirma, pues, en apostar por la dinamización de las calles de la ciudad con alternativas como el arte callejero, iniciativas que traen colorido a la ciudad y demuestran que en tiempos de crisis no es necesario gastar grandes cantidades de presupuesto de las instituciones para dinamizar la oferta cultural.